Piden liberalizar el comercio agroalimentario y terminar con las trabas paraarancelarias

Dan Iochpe, Phil O`Reilly, Dante Sica, Inés Van Lierde y Fernando Landa
Dan Iochpe, Phil O`Reilly, Dante Sica, Inés Van Lierde y Fernando Landa Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sánchez
María Julieta Rumi
(0)
5 de octubre de 2018  • 19:23

El ministro de Producción y Trabajo de la Nación, Dante Sica , y el secretario de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere , remarcaron hoy la necesidad de "liberalizar el comercio de agroalimentos" y que los productores "reciban un precio justo por lo que producen". Lo hicieron en el marco del B20 , el grupo de afinidad del G20 integrado por empresarios de todo el mundo.

"La Argentina planteó la necesidad de poner en valor las cadenas agroalimentarias porque es un sector donde no se ha avanzado con respecto a la liberalización del comercio. Se ha hecho hincapié en los subsidios industriales, pero no en este tema", afirmó Sica, uno de los invitados al panel "Sistema multilateral de comercio: repensar, reiniciar".

Dante Sica, ministro de Producción y Empleo
Dante Sica, ministro de Producción y Empleo Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sánchez

En tanto, a su turno, Etchevehere dijo que si pudiera darle un mensaje a los líderes para que quede plasmado en el documento final del G20 sería que debe haber un acceso al mercado abierto para los productores. "Es un problema no resuelto todavía a nivel mundial que puedan recibir un precio justo, que hoy no reciben, por lo que están produciendo", explicó.

En tanto, otro de los presentes en la conversación fue el presidente de negocios de la OCDE, Phil O'Reilly, quien resaltó al respecto la dificultad que representan las medidas paraarancelarias. "Los alimentos siguen teniendo los aranceles más altos. Además, lo que vemos es una explosión de barreras paraarancelarias, sanitarias y fitosanitarias. Pasamos de 1500 a 1800 medidas paraarancelarias. Apelamos a los líderes para que haya transparencia en eso, porque esos pequeños detalles podrían ayudar a que haya menos raquitismo en el mundo", señaló.

Phil O`Reilly, presidente de negocios de la OCDE
Phil O`Reilly, presidente de negocios de la OCDE Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sánchez

En este punto, el presidente del grupo multinacional chileno Carozzi, Gonzalo Bofill Velarde, apuntó a otra traba que enfrentan las empresas que producen alimentos: la multiplicación de sistemas de rotulado.

"El rotulado no es una barrera al libre comercio per se, es una necesidad, pero sí educa al consumidor para permitirle tomar mejores decisiones. El problema se da cuando hay más de un sistema, como sucede hoy, que hay más de 50 implementados, ahí es una barrera al comercio. Y el tiempo nos juega en contra, porque todos los países hablan de nuevos sistemas. En breve, tendremos 70 u 80. Esto será grave para el comercio internacional. Por eso nuestra propuesta al grupo de tareas es establecer un sistema común a nivel global otorgado por un organismo reconocido", señaló.

Por último, Bofill Velarde fue sumamente crítico con el sistema de rotulado chileno, porque "no entrega información, sino que solo alerta", no incluye a la comida fast food y "subsidia a los formatos grandes y castiga a los pequeños".

"El susto pasa, pero la educación queda. En la medida que asustan a los consumidores, los signos pasan a ser parte del escenario de la góndola, pero no cumplen con los objetivos. El resultado final es malo: el consumo no ha disminuido y la obesidad sigue aumentando", concluyó.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.