Suscriptor digital

Quedaron detenidos los principales responsables de la tragedia de Once

Se trata del exsecretario Juan Pablo Schiavi, el empresario Cirigliano y el motorman Córdoba; Jaime ya está preso y la situación de De Vido se define la próxima semana
Se trata del exsecretario Juan Pablo Schiavi, el empresario Cirigliano y el motorman Córdoba; Jaime ya está preso y la situación de De Vido se define la próxima semana Fuente: Archivo
Paz Rodríguez Niell
(0)
6 de octubre de 2018  

Los condenados por la tragedia de Once cumplen, desde ayer, sus penas. El motorman Marcos Córdoba, que conducía el tren que se estrelló en la estación de Once el 2 de febrero de 2012; el empresario Sergio Claudio Cirigliano, expresidente de TBA; el exsecretario de Transporte Juan Pablo Schiavi, y los otros 16 condenados que estaban libres se entregaron ayer en los tribunales de Comodoro Py 2002. La lista la completa Ricardo Jaime , que ya estaba preso.

Todos ellos sabían que el Tribunal Oral Federal 2 iba a ordenar que empezaran a cumplir sus sentencias, después del fallo de anteayer de la Sala III de la Cámara Federal de Casación Penal, que rechazó los recursos extraordinarios que habían presentado sus abogados para que la Corte Suprema revisara las condenas. Ahora, el único camino que les queda a los acusados es ir directo en queja a la Corte. Mientras tanto, la decisión del tribunal es que esperen esa definición final en prisión.

Todos ellos fueron juzgados por su responsabilidad en la mayor tragedia ferroviaria de la Argentina, en la que murieron 51 personas -una de ellas embarazada- y hubo 789 heridos.

La mayoría de los condenados irán a la cárcel federal de Ezeiza; entre ellos, Schiavi (con una pena de cinco años y medio) y Córdoba (tres años y tres meses), informaron ayer fuentes judiciales. Córdoba fue el primero en llegar ayer por la mañana. Se entregó en el tribunal, en el sexto piso del edificio de Comodoro Py, acompañando por su familia. Cirigliano (que cumplirá una pena de siete años) y un grupo de directivos de TBA llegaron una hora más tarde. Se presentaron en el subsuelo del edificio. Personal judicial los esperaba con una lista y anotaba a cada uno. Mientras aguardaban la llegada de los demás y se definía adónde serían trasladados, estuvieron horas reunidos en el SUM, custodiados por policías.

A las 11, no se habían presentado todavía Schiavi y una decena de condenados más. Un funcionario del tribunal citó entonces a los abogados defensores que esperaban frente al TOF. Reunidos en ronda les dio la noticia: todos los pedidos de mantener la libertad habían sido rechazados. Los jueces Rodrigo Giménez Uriburu y Jorge Gorini acababan de firmar el fallo que ordenaba ejecutar de inmediato las penas. Quienes todavía no se habían entregado tenían "hasta el mediodía" para hacerlo. Si no, se firmarían órdenes de captura contra ellos.

Anunció además que el tribunal se comprometía a resolver con la mayor celeridad posible los pedidos de prisión domiciliaria. Tiene ocho pendientes. Están basados en edad y problemas de salud. Los presentaron Sergio Claudio Cirigliano, Jorge Álvarez (con una pena de 6 años), Carlo Ferrari (5 años), Francisco Pafumi (4 años), Antonio Suárez (4 años), Laura Ballesteros (4 años), Guillermo D'Abenigno (4 años) y Oscar Gariboglio (3 años).

Por el momento ellos irán a la cárcel. El tribunal ordenó que con quienes sufren "patologías clínicas" denunciadas en el expediente, se "extremen los recaudos médicos".

La lista total de condenados la completan Jaime (7 años), Marcelo Calderón (6 años), Jorge De los Reyes (5 años), Carlos Pont Verges (5 años), Víctor Astrella (4 años), Sergio Tempone (5 años), Roque Ángel Cirigliano (3 años y medio), Pedro Raineri (3 años), José Portas (3 años) y Alejandro Lopardo (3 años).

Para disponer las detenciones, el tribunal oral sostuvo que la Corte tiene fijada una doctrina según la cual "el rechazo del recurso extraordinario federal habilita la ejecutoriedad de la sentencia" aunque estén pendientes recursos de los condenados ante el máximo tribunal.

El juicio en el que se dictaron las condenas terminó el 29 de diciembre de 2015. La sentencia del tribunal fue revisada por la Sala III de la Cámara Federal de Casación el 8 de mayo pasado. Se modificaron entonces algunas de las penas. La de Jaime aumentó; en cuanto al resto, a la mayoría se le redujo.

Los camaristas de Casación Juan Carlos Gemignani, Eduardo Riggi y Carlos Mahiques entendieron en aquel fallo que el choque se produjo no solo por la conducción negligente de Córdoba, sino también por otros factores, como las pésimas condiciones en que se explotaba el servicio y la ausencia de controles del Estado.

"El resultado finalmente acaecido no puede encontrarse y centrarse en un solo factor de riesgo o en la deficiente conducción de la unidad, sino que, más bien, ha obedecido a una multiplicidad de causas", dijeron.

En paralelo con este expediente, se está juzgando también por la tragedia de Once al exministro de Planificación Federal Julio De Vido . Es el proceso conocido como "Once II".

En ese caso, la fiscalía pidió que De Vido fuera condenado a 9 años de prisión y la Oficina Anticorrupción, a 10 años. El miércoles próximo, los jueces Pablo Bertuzzi, Néstor Costabel y Gabriela López Íñiguez darán a conocer su veredicto.

Distinción para la madre de una de las víctimas

Crédito: Prensa CC

La Legislatura porteña declaró de interés cultural el libro Desde mis zapatos, de María Luján Rey, madre de Lucas Menghini Rey, una de las víctimas de la tragedia de Once. Del homenaje participaron, además de la autora, otros familiares de víctimas de la tragedia, legisladores, entre ellos, el autor del proyecto de declaración, Hernán Reyes (CC). "La falta de humanidad no es perceptible a simple vista. Desde el choque sé que los perversos, los cínicos y los asesinos viven entre nosotros", dice Rey en su libro.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?