Suscriptor digital

Las lluvias ponen en riesgo la cosecha de trigo en Brasil

Eventuales pérdidas podrían elevar el volumen de sus importaciones
Eventuales pérdidas podrían elevar el volumen de sus importaciones Fuente: Archivo
(0)
6 de octubre de 2018  

SAN PABLO (Reuters).- Paraná y Rio Grande do Sul, que tienen el potencial de cosechar el 85% del trigo de Brasil en 2018, están recibiendo fuertes lluvias, que perjudican los campos en pleno momento de cosecha y que ponen en riesgo el volumen y la calidad del grano maduro, afirmaron organismos oficiales.

Según la última estimación del Ministerio de Agricultura de Brasil, Paraná debería recolectar cerca de 3 millones de toneladas de trigo, mientras que Rio Grande do Sul tiene una producción calculada en 1,4 millones, sobre un total para el país proyectado en 5,2 millones de toneladas. "Si se suceden muchos días de lluvia; si sigue muy nublado, y si no aparece el sol se pueden generar problemas", afirmó el experto en trigo del Departamento de Economía Rural de Paraná, Carlos Hugo Godinho.

Las pérdidas en los cultivos pueden, eventualmente, elevar la necesidad de importaciones de trigo de Brasil, que es uno de los mayores importadores globales del cereal y que se abastece mayoritariamente en la Argentina. Según la Compañía Nacional de Abastecimiento, dependiente del Ministerio de Agricultura brasileño, las importaciones de trigo en la actual campaña serían de 6,30 millones de toneladas. El USDA, en tanto, prevé que el país sudamericano demande 7,50 millones del grano fino.

Algunas áreas de Paraná, como el centro-oeste, recibirían más de 200 milímetros de lluvias hasta el 19 del actual, según datos del análisis climatológico de la plataforma Refinitiv Eikon, de Reuters. El norte del estado registraría en el mismo período de 150 a 175 mm, volúmenes todos que están por encima de la media para el período.

Ante la expectativa de fuertes lluvias, Godinho dijo que los productores de Paraná intentan acelerar los trabajos de recolección. "Los trabajos avanzaron bien, incluso en una semana que no fue propicia (en función de las lluvias). Muchos productores, preocupados por el impacto negativo que la humedad puede generar sobre el grano maduro, están optando por levantar la producción ahora mismo", indicó.

Con datos al inicio de la semana, la recolección había avanzado sobre el 47% del área, lo que marca un atraso respecto del 71% del mismo momento de 2017, cuando el tiempo seco favoreció los trabajos en Paraná.

En Rio Grande do Sul la previsión de lluvias es menor hasta el 19 del actual, pero los registros de los últimos 15 días fueron importantes, con más de 100 mm, por encima de la media al sur del estado. "El clima adverso de los últimos días, con lluvias intensas acompañadas de granizo y de vientos fuertes, afectó los cultivos", dijo el Emater-RS, el órgano de asistencia técnica de Rio Grande do Sul. Añadió que "en el noroeste del estado hay varias áreas afectadas, hecho que traerá perjuicios a los productores de trigo".

Según Emater, la preocupación mayor de los productores ahora es la persistencia del tiempo húmedo y cálido previsto para las próximas semanas. "De concretarse ese escenario, más que la cantidad, será la calidad final del grano la que podría sufrir serios daños, resultando en un producto final de bajo valor", indicó el organismo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?