El juez que más se enriqueció fue el que falló a favor de Cristóbal López

Eduardo Farah declaró el aumento de bienes más alto entre los magistrados de Comodoro Py durante 2017; justificó la suba en una herencia familiar y créditos hipotecarios
Eduardo Farah declaró el aumento de bienes más alto entre los magistrados de Comodoro Py durante 2017; justificó la suba en una herencia familiar y créditos hipotecarios
Iván Ruiz
Romina Colman
(0)
6 de octubre de 2018  

Eduardo Farah, el juez que firmó la libertad del empresario Cristóbal López , declaró el aumento patrimonial más alto entre los jueces de Comodoro Py durante 2017. El camarista federal, que fue trasladado después del fallo favorable a López, duplicó sus bienes el año pasado por una herencia de su padre. Con ese dinero, más ahorros y dos créditos hipotecarios adquirió una casa por casi $9 millones en Nordelta, en la zona norte de la provincia de Buenos Aires.

La nueva inversión inmobiliaria declarada por el camarista ante el Consejo de la Magistratura lo convirtió en el juez más acaudalado de Comodoro Py con un patrimonio total de $11,4 millones, según el relevamiento realizado por LA NACION Data. Farah dejó los tribunales de Comodoro Py en mayo de 2018, cuando fue trasladado al fuero Penal Económico después de favorecer a Cristóbal López.

"Todos estos movimientos patrimoniales ocurrieron un año antes de la decisión sobre la causa que involucra a Cristóbal López. Su padre murió hace unos años y la sucesión salió en 2017", aclararon desde el entorno de Farah. Y remarcaron que todas las operaciones fueron debidamente registradas ante escribano público.

Farah recibió una herencia de US$203.000 en 2017 ($3,2 millones, según la cotización de ese momento). En marzo de ese año compró un terreno de 930 m2 en el barrio Yacht de Nordelta por $4,7 millones. El magistrado pidió dos préstamos en el Banco Ciudad y el Banco Nación por $1 millón, respectivamente, para firmar, en mayo de 2017, el contrato de construcción de su casa por otros $4,1 millones.

Entre sus bienes, el camarista declaró también la mitad de un departamento de 112 m2 en Capital con un valor fiscal de $208.000. La norma no obliga a los magistrados a declarar el valor de mercado de sus bienes ante el Consejo de la Magistratura. Justamente, cuando los magistrados informan el valor real de sus activos, entonces, sus patrimonios suelen registrar subas abruptas por la amplia brecha que existe entre el valor fiscal y el de mercado.

Hasta el año pasado, el camarista Jorge Ballestero era el juez de Comodoro Py con mayor patrimonio declarado, con $12 millones. Pero el magistrado se jubiló después de firmar el fallo de Cristóbal López junto con Farah. Ballestero también había registrado una fuerte suba en sus bienes en 2016 por la venta de una propiedad que lo obligó a declarar el valor de mercado de una casa en el country Tortugas. Antes de jubilarse, Ballestero informó bienes por $10 millones al Consejo de la Magistratura.

La Sala I de la Cámara Federal resolvió en marzo dejar en libertad a Cristóbal López y a su socio Fabián De Sousa, empresarios cercanos al kirchnerismo. La mayoría integrada por Ballestero y Farah ordenaron también cambiar la calificación del delito para evitar que sean juzgados por defraudación fraudulenta. Farah, que pertenecía a otra sala, había sido convocado especialmente para pronunciarse ante la falta de acuerdo en la Cámara Federal por este caso, que finalmente desempató en favor de los empresarios. El fallo fue luego revocado por la Cámara de Casación, que volvió a ordenar la detención de López.

Después del fallo, Farah y Ballestero fueron denunciados en la Justicia por cohecho e incumplimiento de los deberes de funcionarios públicos. La causa está en manos del juez federal Luis Rodríguez.

El podio entre los jueces con mayor patrimonio lo completa Carlos Mahiques, miembro de la Cámara de Casación Penal que fue trasladado este año, que declaró bienes por $9,7 millones, según el relevamiento de LA NACION entre todos los jueces de Comodoro Py.

Mariano Borinsky, también miembro de la Cámara de Casación, informó activos por $9,2 millones ante el Consejo.

En dólares

Mahiques tiene casi la mitad de sus bienes en dólares, una tendencia que se repite entre la mayoría de los magistrados, que privilegia el ahorro en moneda extranjera. Para la jueza federal María Servini de Cubría, por ejemplo, los activos en dólares representan casi un 70% de sus bienes declarados por un total de $6,8 millones entre dos cuentas en Uruguay y dinero en efectivo.

En el caso del camarista Martín Irurzun, ese porcentaje llega hasta casi el 80% de sus bienes declarados, cuyos activos suman $6,6 millones.

Los jueces que fueron investigados por el Consejo de la Magistratura por posibles irregularidades declararon pocos bienes entre su patrimonio.

El Consejo es el órgano responsable de recolectar las declaraciones juradas entre los jueces federales, que se limita a recibirlas, pero no a controlar que las presentaciones tengan un correlato con la realidad, excepto que se disponga una investigación patrimonial contra alguna de los funcionarios.

Un ejemplo es la declaración jurada del juez federal Rodolfo Canicoba Corral, que informó activos por $2,3 millones, sin cambios con respecto al año pasado.

Como reveló LA NACION, el patrimonio que suman el magistrado y su esposa, Viviana Tejada, está por encima de los registros oficiales. Solo dos de sus propiedades ya suman un valor aproximado de mercado de US$2 millones.

Con la colaboración de Bianca Pallaro

Los magistrados de la polémica

Eduardo Farah

Excamarista federal

Tras la polémica por el fallo a favor de Cristóbal López, fue trasladado al fuero penal económico. De acuerdo a su declaración de bienes de 2017, es el juez más acaudalado de Comodoro Py, con $11,4 millones. Lo justificó con una herencia

Jorge Ballestero

Exjuez

Tras la polémica por el caso de Cristóbal López, se forzó su jubilación en medio de denuncias. Antes de irse, informó bienes por $10 millones. En 2016 también había tenido un salto patrimonial por la venta de una casa en el country Tortugas

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.