Suscriptor digital

Movilizarán a 20.000 policías para la cumbre del G-20

Se trata del mayor operativo de seguridad realizado por las fuerzas nacionales
Se trata del mayor operativo de seguridad realizado por las fuerzas nacionales Fuente: Archivo - Crédito: Ricardo Pristupluk
Daniel Gallo
(0)
6 de octubre de 2018  

La cumbre del G-20 que se organizará en Buenos Aires entre el 30 de noviembre y el 1° de diciembre próximo demandará el mayor despliegue de seguridad pública en las calles argentinas, más allá del lógico movimiento uniformado en cada elección nacional.

El Gobierno informó ayer que se movilizará a 20.000 integrantes de las fuerzas de seguridad federales, a los que se sumará un número todavía no determinado de militares -solo en tareas de control aéreo y naval-, con apoyo adicional de policías porteño y bonaerenses superándose a los 9000 agentes destinados en 2005 en Mar del Plata durante la ríspida Cumbre de las Américas, donde colisionaron verbalmente el entonces presidente norteamericano George W. Bush y el fallecido mandatario venezolano Hugo Chávez.

Estarán aquí en esta oportunidad los principales líderes mundiales y el operativo de seguridad dispuesto será acorde con esa situación. Las unidades de la Policía Federal, la Gendarmería, la Prefectura y la Policía de Seguridad Aeroportuaria establecerán tres anillos de vigilancia alrededor del complejo de Costa Salguero, donde se realizará la conferencia.

El lugar fue elegido, según las autoridades nacionales, para disminuir el impacto que las medidas de seguridad tendrán entre los vecinos. En esa zona no deberá realizarse un censo de habitantes y el sistema de protección tendrá uno de sus flancos apoyado directamente en el Río de la Plata. Allí se instalarán 23 embarcaciones, entre ellas las dos lanchas rápidas clase Shaldag de la Prefectura, artilladas con ametralladoras calibre .50 y recientemente adquiridas a Israel. Buzos tácticos también controlarán ese área.

Más de veinte equipos especiales de las fuerzas de seguridad formarán parte de las "cápsulas" en las que se moverán los mandatarios, cuya circulación por la ciudad alterará el tránsito. La Casa Rosada espera la aprobación del Congreso para decretar un feriado -obligatorio para todas las actividades- ese viernes 30 de noviembre en la ciudad de Buenos Aires. Los cortes de calles se anunciarán algunos días antes de la cumbre.

Por lo pronto, quedó establecido que el Aeroparque Metropolitano no funcionará entre el jueves 29 a las 15, y el sábado 1° a las 22. En Palomar esa restricción entrará en vigencia a las 20 del jueves 29, al igual que en los aeródromos de Morón y San Fernando.

El Aeropuerto Internacional de Ezeiza operará con muchas restricciones, aunque se mantendría habilitado especialmente para la circulación de las comitivas. Se espera la presencia de 10.000 delegados internacionales. Llegarán más de 50 aviones oficiales.

Para controlar el espacio aéreo se utilizarán tres radares móviles fabricados por el Invap, además de los controles de vuelo naturales en la región metropolitana. Habrá prohibición de vuelo en un área de 45 kilómetros y con posibilidad de derribar a aeronaves infractoras.

Para colaborar con la detección de aeronaves se utilizarán tres aviones-radar Awacs de los Estados Unidos. Esas aeronaves de control norteamericanas operaron también durante la Cumbre de Mar del Plata.

El Ministerio de Seguridad , que encabeza Patricia Bullrich , estará a cargo de la coordinación del evento internacional de seguridad más importante en la historia argentina.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?