Seis claves para el desarrollo: el debate que le dio un descanso a la coyuntura

El B20, el encuentro del grupo del G20 que reúne a presidentes y directivos de empresas y funcionarios, analizó temas como la transparencia, la sustentabilidad, el futuro del trabajo, la infraestructura y la digitalización
El B20, el encuentro del grupo del G20 que reúne a presidentes y directivos de empresas y funcionarios, analizó temas como la transparencia, la sustentabilidad, el futuro del trabajo, la infraestructura y la digitalización
Carlos Manzoni
(0)
7 de octubre de 2018  

Como sucede en el automovilismo con la "vuelta previa", el G20 empezó a calentar motores: el jueves y el viernes últimos se hizo en Buenos Aires el encuentro principal del B20, un grupo de afinidad que nuclea la actividad empresarial. Fue quizá una de las reuniones previas a la cumbre de autoridades que despertó más atención a nivel local e internacional. Los oradores dejaron de lado por dos días los temas de coyuntura, como el dólar y la recesión económica, para centrarse en temáticas de fondo, con una visión que va más allá del mediano plazo: sustentabilidad, financiamiento de la infraestructura, transparencia, futuro del trabajo, multilateralismo y digitalización.

El B20 tuvo así su encuentro en el Centro Cultural Kirchner y en La Rural, después de siete meses de trabajo en que 1200 presidentes y/o ejecutivos de empresas deliberaron sobre el conjunto de políticas que recomendarán a los líderes del grupo de los 20 países participantes.

En el discurso de apertura, el presidente del B20 y vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja, expresó que se precisan reformas estructurales para impulsar el crecimiento, generar inversiones y empleo de calidad.

Por los diversos paneles pasaron, entre otros, Nicolás Dujovne, ministro de Hacienda; Marcos Peña, jefe de Gabinete; Paolo Rocca, presidente de Grupo Techint; Luis Pagani, presidente de Grupo Arcor; Laura Alonso, titular de la Oficina Anticorrupción; Jorge Faurie, ministro de Relaciones Exteriores y Culto, y Alejandro Finocchiaro, ministro de Educación.

Uno de los temas que más atención concitó, en medio del escándalo por la investigación de "los cuadernos", fue el que se centró en la transparencia. Allí, hubo consenso en que la lucha contra la corrupción debe afrontada en conjunto por toda la sociedad. "Hablar sobre corrupción y soluciones contra ella es importante, porque la corrupción afecta el desarrollo y el crecimiento", dijo Alonso.

Las soluciones posibles para la brecha que hay en la infraestructura también fueron analizadas. En este sentido, se puso énfasis en cómo se puede hacer para propiciar el financiamiento de obras que cubran necesidades básicas de millones de personas. Eduardo Elsztain, presidente de Grupo IRSA, destacó que la vivienda está entre la prioridades de cualquier persona, pero para acceder a ella es primordial la financiación. "Y para que haya financiación, es fundamental que haya una moneda fuerte y constante", señaló.

Todas las temáticas abordadas por los líderes y hombres de negocios tienen vinculación entre sí. Por ejemplo, hoy es casi imposible hablar del futuro del trabajo, de la digitalización y de la producción de alimentos sin hacer mención a la sustentabilidad. Fue justamente Pagani quien puso énfasis en esta cuestión, y señaló que la Argentina tiene la oportunidad de alimentar a 400 millones de personas, pero que debe hacerlo sin hipotecar la alimentación de las generaciones futuras. "Hay que producir con cuidado por el ambiente, promoviendo el desarrollo de tecnologías y terminando con el desperdicio", dijo.

La reforma de la Organización Mundial de Comercio (OMC) se coló en las reuniones. Fue su propio presidente, Roberto Azevedo, el que afirmó que el sistema funciona bien, pero hace falta conversar para que la toma de decisiones sea más rápida.

1 El desafío de cerrar el déficit de infraestructura

Actualmente, el mundo enfrenta una brecha en infraestructura que afecta más a los países en desarrollo, donde las necesidades básicas no llegan a ser satisfechas. Se habla de transporte, energía, sanidad, acceso a viviendas adecuadas y digitalización, entre otras cosas. El B20 aportó algunas ideas para solucionar este déficit y para buscar un financiamiento adecuado. Laura Jaitman, viceministra de Finanzas del G20 de la Argentina, contó que este año el grupo decidió enfocarse en la inversión privada para financiar infraestructura. "Porque los gobiernos por sí solos no pueden cerrar la brecha que hay en este aspecto. Hay que desarrollar la infraestructura como un activo clave", opinó. Eduardo Elsztain, presidente de Grupo IRSA, dijo que la infraestructura es una condición clave para el desarrollo. "Sueño un mundo en el que el sistema monetario invierta como ahorro a largo plazo para infraestructura. Pero, claro, hoy falta financiación, y para que eso vuelva se necesita una moneda fuerte y constante", comentó. Para Jorge Mas Figueroa, presidente de la Confederación Internacional de Asociaciones de Contratistas, existe una fuerte correlación entre la calidad y el suministro de infraestructura y los niveles de desarrollo económico. "La infraestructura genera un círculo virtuoso en los países en desarrollo, porque duplica lo invertido en ella", subrayó. Para llevarla adelante son válidas distintas fórmulas: participación público privada, inversión privada e inversión de fondos públicos", detalló. Otra conclusión fue que se necesita reducirles el riesgo a los inversores, y normalizar los criterios de evaluación de proyectos y la regulación de acciones.

2 La transparencia, una meta para mejorar la economía

En tiempos en los que la Argentina está conmocionada por la investigación de corrupción conocida como "la causa de los cuadernos", la palabra transparencia cobra más importancia que nunca. En el panel dedicado a este tema se sostuvo que lo primordial es llegar a un consenso global para aumentar la transparencia. Christoph Leitl, presidente de Eurochambrers, dijo que se deben unir fuerzas y mantener el diálogo social. "En todas las empresas deben regir principios éticos, no solo decirlos, sino vivirlos. Si todos lo hacemos tendremos éxito", destacó. Katrhyn Wengel, jefa global de la Oficina de Cadena de Valor de Johnson & Johnson opinó que la rendición de cuentas y la transparencia debe ser un esfuerzo de toda la sociedad. "La transparencia es la base de la confianza. Transparencia es la verdad respecto de una licitación, de un proceso de negocio. Eso comienza con la alta gerencia. En Johnson & Johnson todos son evaluados en un 50% sobre la base de los resultados y otro 50% sobre cómo se lograron esos resultados", subrayó. Laura Alonso, jefa de la Oficina Anticorrupción de la Argentina, evaluó que lo fundamental es desarrollar consensos. "Creemos en el multilateralismo y la cooperación. Hablar sobre corrupción y soluciones contra ella es importante, porque la corrupción afecta el desarrollo y el crecimiento", dijo. Marc Firestone, presidente de Asuntos Externos de Philip Morris, destacó que hay que ver bien las metas, porque muchas veces éstas son muy agresivas, con incentivos muy alentadores, pero luego no están los recursos y la capacidad para lograrlas. "Eso también a veces genera corrupción y acciones poco transparentes", concluyó.

3 El multilateralismo atraviesa un momento de crisis

El multilateralismo no pasa por su mejor momento. La irrupción de Donald Trump y sus ínfulas proteccionistas más la sensación de que los beneficios de la globalización no se repartieron de manera justa entre los países, ponen un manto de duda. Aun así, los participantes y líderes del B20 están convencidos de que es el único camino. Para Nicolás Dujovne, ministro de Hacienda, el hecho de que la Argentina sea sede del G20 es una muestra de que el país quiere insertarse más en el mundo e impulsar el multilateralismo. "Liderar el G20 es la frutilla del postre de todo lo demás que estamos haciendo para volver a participar de la comunidad internacional. Haber alcanzado consensos en momentos de tensiones geopolíticas fue muy positivo", señaló. Roberto Azevedo, director general de la Organización Mundial del Comercio, sostuvo que el multilateralismo ha funcionado bien, por ejemplo, con la eliminación de algunos subsidios, pero reconoció que la posición actual de Estados Unidos complica las cosas. Desde su óptica de empresario, Paolo Rocca, presidente de Grupo Techint, expresó que la comunidad empresaria está pronunciándose fuertemente en favor del comercio mundial basado en reglas iguales para todos. "Hay que trabajar en el rol de las empresas estatales, la inclusión de las pymes y la adopción de nuevas tecnologías, y asegurar las inversiones", explicó. ¿Cuál es el futuro del multilateralismo? Jorge Faurie, ministro de Relaciones Internacionales y Culto, sostuvo: "Debemos atravesar reformas y muchos de los organismos internacionales deben adaptarse a las nuevas realidades. Debemos ser flexibles y continuar con el multilateralismo".

4 Crecer de forma sostenible es cuidar el medio ambiente

La Argentina tiene el potencial y la oportunidad de alimentar a 400 millones de personas en el mundo; pero hay una condición: debe hacerlo de forma sustentable para no comprometer a generaciones futuras. Luis Pagani, presidente de Grupo Arcor, explicó que "futuro alimentario sustentable" es asegurar alimentación y nutrición para todos sin poner en riesgo las necesidades del futuro. "Queremos erradicar la desnutrición, malnutrición y obesidad, pero debemos hacerlo garantizando la conservación ambiental y la adaptación al cambio climático, promoviendo el desarrollo de tecnologías y terminando con el desperdicio de alimento", indicó. Michael Goltzman, vicepresidente Global Public Policy, Environmental, Susttainability and Social Impact de Coca-Cola, dijo que un tercio de los alimentos se pierde a lo largo de la cadena de valor. "Hay una enorme oportunidad ahí", enfatizó. Francisco Camacho, vicepresidente ejecutivo de Danone, afirmó que su compañía trabaja con los productores para que las comidas se realicen de manera sostenible. "A los consumidores es importante proporcionarles la información y los productos adecuados", agregó. Hablar de sustentabilidad es también hablar del futuro del trabajo y la educación. En este sentido, Alejandro Finocchiaro, ministro de Educación de la Nación, contó que los ministros del G20 definieron que hay que ser flexibles. "Hay dos conceptos fundamentales: 'Aprender a aprender' y 'Hoy aprendemos hasta el último día de nuestra vida', subrayó. "¿Cómo se relaciona con el trabajo? Se pierden todos los días puestos, pero a la vez se generan otros millones", acotó.

5 El futuro del trabajo ya llegó: la educación que se necesita

Pocas cosas desvelan más en la actualidad que el futuro del trabajo; por eso, el B20 analizó este tema desde el punto de vista de la educación. El temor de que muchos se quedarán si empleo a manos de los robots y las nuevas tecnologías es grande, pero los expertos afirman que por cada ocupación que desaparezca, aparecerá otra. Solo será cuestión de estar preparado para desempeñarla. Martín Migoya, CEO y fundador de Globant, dio una serie de recomendaciones para pensar el sistema educativo como motor de la futura preparación para el mercado laboral. "La actitud de aprendizaje debe mantenerse de por vida, debemos capacitar a nuestros jóvenes a que continúen aprendiendo. Debemos brindar herramientas para aprender más rápidamente y debemos poder adaptar esos conocimientos", destacó. Inés Berton, fundadora de Tealosophy, coincidió en que el futuro del trabajo se basa en la flexibilidad laboral y la velocidad. "Tenemos que ser rápidos, tenemos que aportar nuevas ideas. Todas las escuelas y colegios tienen que tener emprendedorismo como parte de su formación, porque la resiliencia es algo que aprendemos. Precisamos oportunidades para crear pymes, un reconocimiento social y un ecosistema virtuoso y dinámico para sostener a las nuevas empresas", opinó. En tanto, Gianfranco Casati, group chief executive de Accenture, dio consejos puntuales y precisos. "Den a sus chicos la oportunidad de estudiar tres idiomas: inglés, mandarín y codificación. Eso generará mayores oportunidades para trabajar con las máquinas y dar sentido. Con el advenimiento de tecnología, hay una necesidad de nuevas habilidades", afirmó.

6 La era digital le cambia la cara a la sociedad

"Digitalización: oportunidades para el desarrollo económico". Este fue el título de otro de los paneles del B20, que, como era de esperar, no podía omitir un análisis sobre cómo las nuevas tecnologías están transformando la economía y la sociedad toda. La secretaria de Gestión e Innovación Pública del Ministerio de Modernización, María Inés Baqué, se refirió a cómo será la relación de los ciudadanos con las ciudades en un futuro y dijo que la principal diferencia es que el gobierno será como una plataforma. "Lo único que necesitamos es ciudadanos que estén en el centro, sabiendo que vamos a tener muchos datos para dar servicios de una forma diferente. Los servicios van a dejar de ser reactivos para pasar a ser proactivos. Los gobiernos van a saber por adelantado las necesidades del los ciudadanos y podrán adelantarse", anticipó. Por su parte, el director de Políticas en el Sector Público para América Latina de Microsoft, Andrés Williamson, habló de los desafíos en cuanto a la ciberseguridad y dijo que desde su compañía tienen una idea ambiciosa que es que haya una convención de Ginebra en que los gobiernos acuerden proteger a los usuarios. "Necesitamos que los gobiernos participen y tengan una acción proactiva. Y, conjuntamente, que las compañías del sector ofrezcan una nube más segura. Es un tema donde vemos una responsabilidad compartida", finalizó. Marcos Galperin, CEO y fundador de Mercado Libre, dijo que el país tiene algunos empresarios fantásticos. "Ellos han creado maravillosas compañías e hicieron algo parecido a lo que hacemos los emprendedores, que es tomar riesgos, innovar, formar equipos y mirar a largo plazo. Hay mucha gente haciendo esto y espero que brillen aún más.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.