El artista fugitivo Banksy volvió a atacar... con una broma millonaria

La obra "Niña con Globo", del furtivo artista callejero Banksy, se autodestruyó momentos después de ser vendida por 1,04 millones de libras (1,4 millones de dólares)
La obra "Niña con Globo", del furtivo artista callejero Banksy, se autodestruyó momentos después de ser vendida por 1,04 millones de libras (1,4 millones de dólares) Fuente: Reuters - Crédito: Via Instagram @Pierrekoukjian
(0)
6 de octubre de 2018  • 10:01

LONDRES.- Bansky volvió a confundir al mundo del arte. No es la primera vez que el artista callejero más popular y anónimo del Reino Unido se divierte de esta forma. Una reproducción de una de sus imágenes más famosas fue subastada ayer en la casa Sotheby's de Londres por más de un millón de euros y al instante se autodestruyó parcialmente.

El martillo recién había puesto fin a la subasta cuando la obra, una reproducción en pintura acrílica y aerosol de una de las imágenes más famosas de Banksy, "Niña con Globo", una chica que deja volar un globo rojo, empezó a deslizarse por una trituradora de papel escondida en el marco y quedó parcialmente rasgada, según la casa de subastas.

En videos publicados en las redes sociales se veía la reacción del público, entre estupefacto y divertido, que inmortalizaba el instante con sus cámaras mientras dos empleados de la casa de subastas se acercaban a retirar la obra.

La reconocida casa de subastas Sotheby's asegura en su web que fue algo "inesperado" que "tomó por sorpresa al mundo del arte". Y agregó: "El inesperado incidente se convirtió inmediatamente en historia del arte y supone la primera vez en la historia de las subasta en la que una obra de arte se tritura automáticamente tras ser vendida".

"Podría decirse que nos acaban de 'banksear'", reaccionó en un comunicado Alex Branczik, jefe de Arte Europeo Contemporáneo de la casa subastadora.

La pieza se había adjudicado por 1,042 millones de libras (1,2 millones de euros, 1,4 millones de dólares), al nivel del récord de este artista, alcanzado en un remate en 2008 con la obra "Keep It Spotless", según Sotheby's.

El propio Banksy comentó la jugada en Instagram, donde publicó una foto del momento con la leyenda "Se va, se va, se fue...". Este mensaje y el hecho de que poco antes de la venta se había visto a la entrada de Sotheby's a un misterioso hombre con sombrero y lentes de sol alimentaron las especulaciones sobre la posibilidad de que la estrella del arte pudiera estar presente en la subasta.

Banksy, artista y grafitero de Bristol, en el suroeste de Inglaterra , es conocido por su arte urbano irónico y comprometido, aunque siempre ha mantenido su identidad bajo estricto secreto.

Según Mehdi Ben Cheikh, un galerista parisino especialista en arte callejero, este nuevo golpe de efecto "está en la línea de su actuación de Nueva York , que se interroga y critica los límites del mercado de arte". En aquel caso, ocurrido en 2013, el artista instaló un puesto cerca de Central Park para vender una veintena de valiosas pinturas, "auténticas y firmadas", por apenas 60 dólares cada una.

Por el momento, todavía se desconoce si al comprador se le devolverá el dinero invertido. "Hablamos con el cliente, que se vio sorprendido por esta historia. Estamos discutiendo los siguientes pasos", declaró Sotheby's en un comunicado publicado por el Financial Times.

Agencias AFP, AP y DPA

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.