Suscriptor digital

Mar del Plata: un joven skater que había sido hallado muerto en su casa tenía un disparo en la cabeza

Crédito: Imagen de Video
(0)
6 de octubre de 2018  • 18:20

MAR DEL PLATA.- La herida de bala en el paladar, la trayectoria del proyectil que no tuvo orificio de salida y la ausencia de indicios de violencia en la vivienda, todo lleva a presumir que fue suicidio. Pero no había arma al lado de cuerpo, situación que desvela a los investigadores que intentan esclarecer la muerte de Martín Battelo, un conocido skater local de 45 años.

Su madre fue quien halló el cadáver y niega haber visto el revólver calibre 22 del que salió la bala que perforó hueso, cerebro y quedó alojada en la cavidad craneana. La herida no dejó mayores rastros de sangre a la vista, lo que contribuyó a esta confusión.

Tras los resultados de la autopsia, que fueron impactantes ya que en principio hasta se llegó a creer que se trataba de una muerte natural, ahora se espera por resultados de otros peritajes que podrán ser determinantes. Entre ellos el dermotest que revelará si hay rastros de pólvora en la mano de la víctima, dato que de ser positivo confirmaría la hipótesis del suicidio. Y en ese caso, abriría otra investigación para determinar quién se llevó el arma utilizada.

La madre de Batello asegura que, preocupada porque llamaba a la casa de su hijo y este no contestaba, optó por recurrir a un cerrajero para abrir la puerta. Fuentes judiciales confiaron que la mujer fue la que dio aviso a la policía. Estaba en shock cuando llegaron los uniformados y los investigadores creen que todavía puede dar más detalles sobre el escenario que encontró.

El skater estaba con licencia médica en la marmolería donde trabajaba. Días atrás se había atendido por algún tipo de intoxicación con materiales que se utilizan en ese establecimiento, por lo que en un principio se pensó que su muerte pudo haber estado relacionada con aquel malestar. Así lo entendió la fiscal Andrea Gómez, que por eso derivó la causa en la fiscalía especializada en Delitos Culposo.

A la posibilidad de un asesinato le faltan varias piezas. Además de no haber indicios de violencia en la casa tampoco se advirtieron lesiones o evidencias de lucha o resistencia en el cuerpo de la víctima. No existen faltantes que se pudieran vincular con un robo y ni siquiera se conocen diferencias con otras personas que pudieran haber motivado un crimen.

Con los resultados de la autopsia la causa judicial volvió a manos de la fiscal Gómez, que ahora espera el resultado del dermotest, sobre prendas de la víctima (también podrían tener rastros de pólvora) y resultados de análisis sobre sus vísceras.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?