Suscriptor digital

Una muerte por selfie para los hijos de Narciso

Mariano Donadío
Mariano Donadío LA NACION
(0)
7 de octubre de 2018  

Hagamos un minuto de silencio por los caídos mientras trataban de sacarse una selfie: entre 2011 y 2017 murieron 259 por intentar una autofoto en situaciones extremas, en el peligro de una cima de montaña, a la orilla de un lago o en lo alto de un rascacielos. Un dato curioso: el 72% de las víctimas fueron hombres (¿narcisismo masculino?).

Esta estadística es necesariamente incompleta, porque es difícil conocer el número correcto de bajas de estos actos cuando muchos de estos accidentes se catalogan como "muerte en accidente". Pero se sabe que el número de muertes está creciendo con los años, al punto que se propone crear "zonas prohibidas para selfies" en aquellos sitios peligrosos para reducir los accidentes.

Estamos en el siglo de la monomanía y el yo enamorado de sí mismo, pero el mítico Narciso fue la primera víctima de una selfie: se enamoró tanto de su imagen reflejada en el agua, que cayó sobre ella y se ahogó. Como en el caso de las selfies, no hagamos responsable al agua sino a Narciso.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?