Triple Corona: los Pieres vuelven a intercambiar puestos y ponen atrás a Facundo, el más talentoso

Los Pieres, juntos
Los Pieres, juntos Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri
Xavier Prieto Astigarraga
(0)
6 de octubre de 2018  • 23:44

Es una novedad de la mayoría de los años. Empieza la temporada de alto handicap y hay que echar un vistazo a la alineación de Ellerstina, a quién jugará de qué. Y 2018 está en esa mayoría: Facundo y Nicolás Pieres intercambiaron sus puestos y el primero será el back, y el segundo, el número 3.

La inestabilidad de posiciones existe desde 2003, cuando Facu se incorporó al equipo familiar. Ha habido más variantes de funciones que de polistas, y casi siempre nacidas de un factor común: salvo en el lapso 2008-2010, cuando disfrutó de un magníficio Juan Martín Nero, Ellerstina no posee un back natural. Y eso lo lleva a probar y probar.

Esta vez eligió poner otro crack en la ubicación más retrasada de la cancha. Pero Facundo Pieres es conocido como goleador, y aunque ya se desempeñó como Nº 4 en 2015, con una conquista en el Abierto de Hurlingham y finales en Palermo y Tortugas, parece un contrasentido no tener como delantero a un talentoso hecho para el ataque.

"No me sentía muy cómodo jugando de 3, y mis caballos no estaban andando bien. Para mí, Nicolás va naturalmente mucho hacia adelante, y yo me había sentido más cómodo el año en el que había jugado de 4. Por eso les propuse cambiar de nuevo", explicó a la nacion el segundo de los hermanos Pieres, de 32 años. Facundo es el más taquedor de los cuatro, el más hábil para trasladar la bocha, y suena raro que sea el principal encargado de la defensa. Pero los integrantes de La Z tienen una explicación para eso.

"A mí no me gusta jugar en el medio, con tanta circulación. Ahí la pelota se mueve y muchas veces uno la ve pasar. Los caballos se me cansaban mucho y yo sentía que no ayudaba al equipo todo lo que tenía que ayudarlo. Siento que puedo hacerlo mucho más jugando de 4. Me gusta esa responsabilidad de sacar del fondo, de tirar los penales de mitad de cancha, de defender, de tirar backhanders...", expuso Facundo, por muchos años Nº 1 de Ellerstina. Y siguió el argumento: "Creo que Nico es el que más fuerza tiene, y si él y Gonzalito se alternan, pueden hacer una muy buena dupla de 2 y 3".

La iniciativa de la modificación fue del capitán y sus hermanos y su primo Pablo la aceptaron gustosos. Para ellos es importante que Facu se sienta a gusto en la cancha. Es el mejor de los cuatro, el más completo en ofensiva y defensiva y el líder en el césped y fuera de él.

Nicolás, que naturalmente es un número 2 pero que ya parecía adaptado a la función de back, al punto de que alcanzó los 10 goles de handicap vistiendo la camiseta 4, está satisfecho con ponerse ahora la 3. "Ya había jugado hace un par de años en esta función. Hay que ir aprendiendo", dijo sobre sí, antes de referirse a su hermano inmediato mayor: "Queríamos que Facu jugara un poquito más atrás, para que estuviera un poquito más con la pelota. Es un tremendo 1, pero está acostumbrado a jugar atrás en el exterior. En el medio uno ve pasar la pelota un poco más por arriba".

En el comentario de Nicolás parece haber una contradicción con una concepción histórica del polo: el back defiende, y el 3 conduce y se encarga de la bocha. ¿Se trata de una innovación táctica del conjunto de General Rodríguez? ¿O el polo moderno tiende a otra cosa?

"Los 3 de antes eran más cerebrales, como papá [Gonzalo Pieres], Horacio Heguy, Miguel Novillo... Tremendos jugadores y todo, pero hoy en día los números 3 son más corredores. Hay un 3-2 y un 2-3, y lo del medio es un pasaje, porque hoy en día se está jugando al polo bastante más rápido que antes", analizó el más chico de los Pieres varones, de 27 años, en oposición a una idea general de que antes se corría y se pasaba la bocha y actualmente se zigzaguea y se driblea. "Antes jugaban con menos caballos y se repetía más, por lo cual una yegua cansada jugaba dos o tres chukkers enteros. No creo que el ritmo de juego de antes fuera como el de ahora. Hoy se ve a un Sapo Caset, a un Lucas Monteverde, que son 3 que andan más fuertemente. Más del estilo de Milo Fernández Araujo, Mariano Aguerre... Números 3 no tan clásicos. Y creo que yo no soy tan clásico, tampoco. Voy a ir agarrándole la mano al puesto. Me gusta", agregó Nicolás.

Coincide Facundo. Que, dicho sea de paso, no reprime su vocación de ataque, pasa desde atrás en busca del arco ajeno y necesita que alguien lo cubra en la retaguardia. "El que esté en el momento en el lugar. Cuando hay buena rotación, está bueno que el back vaya hacia adelante. Y que el que esté en ese momento ahí, sea Polito, Gonzalito o Nicolás, se quede de 4", advirtió el capitán. Que, mientras tanto, se entusiasma con el futuro inmediato. "Si logramos que Gonza y Nico pongan ritmo, que Polito siga enchufado y yendo hacia adelante y que yo genere contraataques rápidos, pegando buenos backhanders y buenos palos, el equipo va a tener su mejor funcionamiento. Pero todo eso es lo ideal; hay que ejecutarlo en la cancha, ¿no?", planteó.

La temporada dirá si los Pieres lo habrán conseguido. Por lo pronto, creen que esto es lo mejor. "Me parece que esta formación es la que va a quedar", estimó Nicolás. Habrá que comprobarlo en 2019.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.