Suscriptor digital

La jura de Kavanaugh en la Corte le dio un triunfo a Trump y ahondó la grieta

Kavanaugh, junto con su familia, en el momento de la jura como juez de la Corte Suprema
Kavanaugh, junto con su familia, en el momento de la jura como juez de la Corte Suprema Fuente: Reuters
Tras un controvertido proceso marcado por las denuncias de abuso, el juez fue confirmado por el Senado; su designación quebró el equilibrio ideológico del tribunal, que tendrá mayoría conservadora
Rafael Mathus Ruiz
(0)
7 de octubre de 2018  

WASHINGTON.- En uno de los giros más trascendentales orquestados por la presidencia de Donald Trump, el Senado confirmó ayer el nombramiento de Brett Kavanaugh a la Corte Suprema de Justicia y quebró el equilibrio ideológico en el máximo tribunal del país al arraigar una mayoría conservadora de cinco jueces, tras una brutal pelea política que profundizó las divisiones en el país.

En medio de protestas alrededor del Capitolio, en la entrada de la Corte Suprema, y en el mismo recinto del Senado, los senadores ratificaron la designación de Kavanaugh por una mínima diferencia de 50 votos a favor y 48 en contra, al poner fin a un proceso que quedó teñido por la denuncia de agresión sexual contra el juez por parte de Christine Blasey Ford.

La llegada a la Corte de Kavanaugh, un juez conservador que trabajó para la Casa Blanca durante la presidencia de George W. Bush e integraba un tribunal de apelaciones del Distrito de Columbia, colocará a los magistrados del ala "progresista" en una minoría que probablemente dure varias décadas.

"Aplaudo y felicito al Senado de los Estados Unidos por confirmar a nuestro gran nominado, el juez Brett Kavanaugh, a la Corte Suprema de Estados Unidos", escribió Trump en Twitter, minutos después de la confirmación. "¡Muy emocionante!", agregó.

Un rato después de la votación del Senado, Kavanaugh dejó su casa en Maryland y se dirigió a la Corte, donde le tomó juramento su antecesor y mentor, el juez Anthony Kennedy, que solía dirimir disputas entre la izquierda y la derecha del tribunal, y decidió retirarse este año. Afuera, en las puertas de la Corte, cientos de manifestantes gritaban y protestaban en contra del juez y a favor de las víctimas de ataques sexuales. Varias mujeres rompieron en llanto cuando se confirmó el nombramiento.

La designación de Kavanaugh puso fin a un controvertido proceso de confirmación que quebró con la monotonía y el aura de "trámite" que suele distinguir la llegada de un magistrado al máximo tribunal del país.

Kavanaugh parecía navegar sin sobresaltos a la Corte hasta que Ford dijo, en una entrevista con el diario The Washington Post, que hace 36 años el juez, en estado de ebriedad, la atacó en una reunión de amigos, la encerró en un cuarto, la inmovilizó contra una cama, la tocó de manera inapropiada y le tapó la boca cuando intentó gritar para pedir ayuda.

Kavanaugh y Ford testificaron luego ante el Comité Judicial del Senado, en un día dramático que puso al movimiento #MeToo en el centro del debate sobre el futuro de la Corte. Kavanaugh negó todo. Ambos testimonios abrieron una dura pelea partidaria por el control de la Corte: Trump, la Casa Blanca y los republicanos cerraron filas en torno del juez y lo defendieron, mientras los demócratas respaldaron a Ford, y buscaron congelar el pliego. Kavanaugh fue acusado por excompañeros universitarios y del secundario de haber mentido en su testimonio sobre su juventud.

Una investigación limitada del FBI dejó sin corroborar la denuncia de Ford. Los republicanos consideraron que esa pesquisa exculpó a Kavanaugh, y los demócratas acusaron a la Casa Blanca de maniatar a los agentes de federales, e ignorar testimonios clave que hubieran confirmado la acusación de Ford.

Impacto

La designación de Kavanaugh promete tener repercusiones en las próximas elecciones legislativas del 6 de noviembre próximo, en las que se decidirá el control del Congreso. Durante las protestas en Washington en los últimos días, el mensaje fue unívoco: la izquierda prometió llevar su furia a las urnas. Pero los republicanos también confían en que el nombramiento de Kavanaugh encienda la base de votantes que llevó a Trump a la Casa Blanca.

Ayer, antes de viajar a un acto de campaña, Trump elogió a Kavanaugh, a quien tildó de "brillante erudito" y de tener antecedentes "sobresalientes". El presidente minimizó el malestar de mujeres por su nombramiento, y vaticinó un triunfo en las elecciones legislativas.

"Creo que vamos a hacerlo muy bien en las legislativas. Creo que los republicanos van estar genial en las legislativas. Creo que tenemos un impulso que no se ha visto en años", pronosticó el mandatario.

Un conservador con una polémica designación

Brett Kavanaugh, juez de la corte de ee.uu.

Profesión: abogado

Edad: 53 años

Origen: Washington

La postulación del juez Kavanaugh -graduado en la Universidad de Yale- para la Corte estuvo marcada por tres denuncias de mujeres que afirmaron ser víctimas de abuso sexual en los años 80

Trabajó más de una década en el tribunal de apelaciones de Washington, y luego colaboró en la administración de Bill Clinton y George W. Bush

Cuando hace 13 años Bush lo nominó para la Corte de Apelaciones del distrito de Columbia, los demócratas frenaron su nombramiento durante tres años por considerarlo inexperto y partidista

Católico devoto, es activo en grupos religiosos, se opone al aborto y es un ferviente partidario de los derechos de los propietarios de armas

Kavanaugh fue parte de un panel que eliminó una medida de la Agencia de Protección Ambiental destinada a reducir la contaminación del aire

Está casado desde 2004 con Ashley Estes, exfuncionaria del gobierno de George W. Bush; tienen dos hijas

Trump nominó a Kavanaugh el 9 de julio pasado para reemplazar al juez retirado Anthony Kennedy de la Corte Suprema

Asuntos clave en los que podría ser decisivo

Disputas

Aunque aún no está agendado de forma inminente ningún tema controvertido para ser debatido en la Corte Suprema, varias disputas relacionadas con la cuestión del aborto, la inmigración, los derechos de los homosexuales, los derechos de voto y las tropas trans pueden llegar pronto a consideración del máximo tribunal

Aborto

Como cada estado tiene diferente legislación respecto del aborto, hay varias iniciativas en marcha para introducir modificaciones que requerirían una decisión de la Corte. A los liberales les preocupa que Kavanaugh pueda incluso otorgar un quinto voto decisivo en el tribunal de nueve jueces para anular el fallo de aborto de 1973 (Roe vs. Wade)

Derechos de homosexuales

Otra cuestión que podría regresar a la consideración de la Corte Suprema es si algunos negocios pueden rechazar ofrecer sus servicios a las parejas homosexuales debido a las objeciones religiosas al matrimonio entre personas del mismo sexo

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?