Preso en Marcos Paz, Raúl Copetti pide volver a su casa

Copetti alega problemas de salud y reclama la prisión domiciliaria
(0)
7 de octubre de 2018  

Raúl Copetti se encuentra detenido desde hace una semana, acusado de integrar la banda que se dedicaba a recaudar dinero de empresarios que pagaban coimas para obtener contratos con el Estado durante el kirchnerismo. ¿Su rol? Esperar en el aeropuerto de Río Gallegos los bolsos que llegaban a bordo de los aviones presidenciales.

El extesorero del FPV de Santa Cruz volvió en los últimos años a Córdoba, su pago chico, y se instaló en la estancia Los Nogales, en el Valle de Calamuchita. Allí estaba cuando supo que lo buscaban y, en vez de esperar a la policía, partió a Buenos Aires para entregarse. Evitó así la foto saliendo con esposas desde su casa.

Ahora pasa sus días en la cárcel de Marcos Paz, con otros exfuncionarios kirchneristas, pero tramita la detención domiciliaria, al alegar problemas de salud a sus 65 años. Su crecimiento patrimonial exponencial aún no es investigado por la Justicia, solo su rol en el mecanismo de recaudación.

Las palabras de testigos -incluidas las de Sergio Velázquez, el piloto del Tango 01 durante 12 años-, lo dejaron dentro de la causa. Lo sindicaron de ser el encargado de recibir los bolsos de los Kirchner en el aeropuerto de Río Gallegos.

Fuentes con acceso a la causa señalaron a la nacion que Copetti es la persona con más denuncias en la línea habilitada para causas de corrupción. Según la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, por los cuadernos de las coimas ingresaron más de 1500 llamadas.

Confiaron, además, que los denunciantes a esa línea telefónica mantendrán la identidad protegida y, de comprobarse que la llamada ayudó efectivamente a la Justicia, podrán cobrar la recompensa fijada en el 10% del valor del bien hallado.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.