Suscriptor digital

Caso Melazo: investigan más conexiones en los tribunales

El exjuez César Melazo fue detenido en agosto pasado
El exjuez César Melazo fue detenido en agosto pasado Fuente: Archivo
La Plata. En las escuchas telefónicas aparecieron dos magistrados, uno de ellos apodado "Gimnasia", dos camaristas, un fiscal y un mediático abogado; buscan pruebas para imputarlos
Gustavo Carabajal
(0)
7 de octubre de 2018  

"Pará, loco. Vamos bien. Mejor. Ahora la causa la toman Gimnasia y otro juez corrupto que está un escalón más arriba que estos ladris". La frase pertenece a Enrique Petrullo, alias "Quique", procesado por presunto tráfico de influencias, en el mismo expediente que el exjuez de Garantías César Melazo.

Con esa frase, Petrullo intentaba calmar a Javier Ronco, a quien le habían rechazado su pedido para que le quiten la pulsera electrónica que le impedía salir a robar. Ronco había recibido ese beneficio a pesar de que fue procesado por asesinar a un cómplice y a su pareja en un ajuste de cuentas.

Según fuentes de la investigación, "Gimnasia" sería el término que los sospechosos utilizaban para referirse a un importante funcionario judicial, conocido simpatizante de dicho club, quien desarrolló parte de su carrera en los tribunales de Quilmes.

Si bien en la investigación el juez Gimnasia fue identificado, al igual que el magistrado sospechado de "corrupto", ambos nombres se mantienen en reserva debido a que todavía no fueron formalmente imputados. Aunque aparecen mencionados en las escuchas telefónicas, los investigadores no obtuvieron los elementos necesarios para confirmar su vinculación con la denominada "banda del juez". Hasta el momento, también fueron mencionados en las escuchas otros dos camaristas, un fiscal y un mediático abogado. Todos ellos son investigados ante la presunción de que formarían parte de la red de protección de la banda.

El funcionario conocido como Gimnasia está varios escalones por encima del exjuez Melazo y el exfiscal Tomás Morán en los tribunales de La Plata. Melazo y Morán fueron detenidos y acusados de otorgar el blindaje para los integrantes de la banda que concretaba las entraderas en viviendas en las que había dinero, cuyos dueños no tenían declarado. En el caso de Melazo su situación se agravó, porque varios testigos indicaron que sería el jefe de la asociación ilícita. Tal presunción se fundó en que, según los testigos, las casas no se asaltaban sin la autorización del exjuez.

A partir de la aparición de los nombres de estos importantes funcionarios judiciales, el Ministerio Público intenta determinar hasta qué niveles del Poder Judicial platense llegaba la red de complicidades que protegía a la banda que, supuestamente, lideraba el exjuez Melazo y que integraban policías bonaerenses, barrabravas de Gimnasia y de Estudiantes, además de delincuentes comunes.

Ordoqui, bajo la lupa

Hasta el momento, los investigadores dirigidos por la fiscal Betina Lacki, encontraron elementos para abonar la sospecha de que el juez de la Cámara de Casación Penal bonaerense, Martín Ordoqui, habría cobrado $500.000 para otorgarle la prisión domiciliaria al mencionado Ronco. El nombre de Ordoqui apareció mencionado varias veces en las escuchas telefónicas y en algunas conversaciones los interlocutores lo nombraban como el "Tío". Ordoqui tiene un pasado en común con el magistrado mencionado por su apodo Gimnasia: ambos desarrollaron sus carreras como abogado y juez, en Quilmes, en la década del 90.

"Ronco siempre decía que tenía la patada allá arriba. Es decir que para el juicio por el doble homicidio, tenía hecho un arreglo en la cúpula judicial", explicó una testigo que agregó que "Ronco tenía esa patada alta a través de Rubén "el Tucumano" Herrera, que es amigo de Melazo".

Dicha relación de amistad entre el exjuez y Herrera, exjefe de la barra brava de Estudiantes, se trasladó a los negocios. Durante la investigación se habría determinado la existencia de la Sociedad de Inversiones Los Hornos SRL, cuyos socios fundadores fueron Verónica Elizabeth Gordón, pareja de Melazo, y el mencionado Herrera.

Ronco es el hermano de Lorena, exmujer de Herrera. Fue procesado de asesinar a Carlos Rodríguez y a su pareja, María Martini, el 5 de enero de 2008. A pesar de la gravedad del delito, fue beneficiado con la detención domiciliaria. Debido a una denuncia presentada por la fiscal Lacki, el magistrado fue obligado a tomarse una licencia y se inició el proceso para someterlo a un jurado de enjuiciamiento.

Ordoqui defendió a Aníbal Fernández cuando era intendente de Quilmes, en la misma época en la que el magistrado conocido como Gimnasia desarrollaba su carrera en ese departamento judicial. Años después, ambos coincidieron en los tribunales de La Plata.

La lista de funcionarios judiciales mencionados en el expediente incluyó además a dos camaristas y a un fiscal de Instrucción que compartió varios almuerzos con Tucu Herrera, propietario de varios locales nocturnos en La Plata.

La investigación que terminó con las detenciones de Melazo y otros doce imputados estuvo a cargo de detectives de la División Delitos Violentos de la Policía Federal, convocados por la fiscal Lacki.

La pesquisa comenzó a partir del asesinato de Juan Roberto Farías, ocurrido el 1° de diciembre de 2010. Morán era el fiscal que estaba de turno. Según fuentes judiciales, varios testigos indicaron que el móvil del homicidio de Farías fue un ajuste de cuentas porque había asaltado la casa de un exintegrante del cuerpo técnico de Estudiantes y se habría llevado casi US$4.000.000 que, en realidad, pertenecían a un político platense. Cuando esa casa fue asaltada en julio de 2010, el entrenador festejaba su cumpleaños en un restaurante de La Plata junto con Melazo.

Al advertir que la investigación no avanzaba, una familiar de Farías le reclamó al fiscal Morán que citara a declarar al comisario inspector Gustavo Burztyn, porque sabía que la víctima robaba para ese jefe policial. Pero el fiscal se negó. "Gustavito es un amigo", respondió Morán a un familiar de Farías.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?