La AFIP explicó la decisión que irritó a Elisa Carrió

La Administración comunicó los motivos por los que decidió llevar adelante una renovación en la conducción del organismo
La Administración comunicó los motivos por los que decidió llevar adelante una renovación en la conducción del organismo Fuente: Archivo
Mariano Obarrio
(0)
6 de octubre de 2018  • 22:20

La crisis política en Cambiemos se profundizó. La diputada y jefa de la Coalición Cívica (CC), Elisa Carrió, cuestionó severamente la remoción de altos funcionarios técnicos en la AFIP y planteó la sospecha de que se buscó frenar investigaciones impositivas contra el primo del presidente Mauricio Macri y exdueño de Iecsa, Ángelo Calcaterra .

La legisladora y socia de Cambiemos sorprendió con un mensaje por la tarde en su cuenta de Twitter: "Sacar a tres héroes de la AFIP por mi apoyo equivale a aliarse con [Ricardo] Echegaray y su gente". Se refería al titular de la AFIP en los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

La escalada se desató luego de que el diario Perfil informó que el director ejecutivo de la AFIP, Leandro Cuccioli, desplazó a seis altos funcionarios, entre los cuales están Horacio Castagnola, titular de la DGI; Jaime Mecikovsky y Carlos Bo. Para Carrió, ellos garantizaban la investigación tributaria a Calcaterra, investigado en la causa Odebrecht y procesado e imputado arrepentido en el caso de los cuadernos de las coimas del kirchnerismo.

El Gobierno respondió anoche con un comunicado oficial de la AFIP: "Estas modificaciones no obedecen a ningún condicionamiento político, no frenan ninguna investigación en marcha ni tampoco la activan y hay una permanente colaboración de la AFIP con las diversas causas que lleva adelante la Justicia Federal".

No hubo respuesta de Macri ni del jefe de Gabinete, Marcos Peña. Pero trascendió un profundo malestar con Carrió. El mal clima se respiraba desde la semana última, cuando la diputada adelantó que pedirá un juicio político contra el ministro de Justicia, Germán Garavano, lo que fue ratificado por sus allegados.

En el parte, la AFIP atribuyó los relevos a "una renovación en la conducción del organismo con el objetivo de promover el ascenso de funcionarios de larga carrera" y "profundizar su política de transparencia y enfrentar los desafíos de los próximos años". Y enumeró: "La economía digital, la informalidad estructural y la inclusión de todos los argentinos en la búsqueda del bienestar común a través de una tributación equitativa, simplificada y al alcance de todos".

En paralelo, Carrió ordenó a todos los diputados de la CC mensajes por Twitter que decían "Porque quiero República", "Porque quiero verdad", "Porque quiero Justicia", "Porque quiero cambiar...". Y terminaban "#YoEstoyConLilita. Cambiemos".

"Esto se suma al conflicto por Garavano", dijeron a la nacion en el entorno de Carrió. Garavano quedó en la mira en la semana cuando dijo que "no es bueno que un expresidente esté preso". Se refería a la posible detención de Cristina Kirchner. Ella se enfureció más cuando la Cámara de Casación absolvió a Carlos Menem en la causa por tráfico de armas y anunció otro juicio político a los jueces Liliana Catucci, Eduardo Riggi y Carlos Mahiques.

Los voceros de Carrió agregaron que ella había almorzado el lunes último con Cuccioli, quien le había asegurado que los tres iban a quedarse en la AFIP hasta 2019, aunque le informó de los cambios. Carrió cree que el titular del organismo recaudador habló luego con Macri y adelantó la salida de los directivos.

Un allegado de Carrió se alarmó: "Lilita está acelerando y yo aconsejaría bajar". La jefa de la CC redobló su apuesta: "Perdí la confianza en el Presidente" (ver aparte).

Cerca de Cuccioli dijeron a la nacion que Macri no ordenó a la AFIP encubrir a ningún familiar y que quien reemplazará a Castagnola, Marcelo Costa, investiga a todos los implicados en la causa de los cuadernos, incluido Calcaterra.

La AFIP informó también que Sergio Rufail pasará a ser subdirector general de Fiscalización y Ana Brana será subdirectora general de Operaciones Impositivas.

"La salida de Castagnola fue conversada con Carrió y acordada con Fernando Sánchez", agregaron, en referencia al secretario de Fortalecimiento Institucional.

El comunicado señaló que la AFIP "no discrimina a los contribuyentes, ni los persigue, siendo únicamente la ley y la ética el marco de referencia en el que se actúa". Y señaló que Cuccioli se tomó seis meses para evaluar las diferentes áreas y luego "de este período inicial, resulta natural realizar las adecuaciones".

"Los funcionarios ascendidos poseen una larga e intachable trayectoria y confiamos en que contribuirán a la construcción de la AFIP de los próximos cinco años", agregaron.

El secretario general de la Unión del Personal Superior de la AFIP, Julio Estévez, respaldó los cambios y dijo que el propio Castagnola había pedido su jubilación tras 40 años de servicio y su asesor Bo debía irse en forma obligada. Respecto de Mecikovsky, precisó que "acumula más de 20 denuncias penales" y señaló: "No me parecieron decisiones erradas".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.