Con la cabeza y con el muslo: Tigre volvió a ganar gracias a un increíble gol en contra de Estudiantes

Sánchez va a empujar la pelota contra su arco y Andújar no llegará: el gol en contra de Estudiantes le dio el 1-0 definitivo a Tigre.
Sánchez va a empujar la pelota contra su arco y Andújar no llegará: el gol en contra de Estudiantes le dio el 1-0 definitivo a Tigre. Fuente: FotoBAIRES
Andrés Vázquez
(0)
8 de octubre de 2018  • 19:00

Fue un premio a la perseverancia. A la entrega constante, a la voluntad. Fue un triunfo merecido y vital para seguir alimentando los sueños austeros que Tigre tiene en su alma. En el cierre de la octava fecha de la Superliga, el Matador derrotó 1 a 0 a Estudiantes de La Plata y logró tres puntos importantísimos para engrosar el magro promedio que, por ahora, lo tiene en zona descenso directo. El gol del triunfo en la primaveral noche de Victoria lo marcó en contra Facundo Sánchez, a los 4 minutos del segundo tiempo, después de una acción insólita en la que también participaron sus compañeros Noguera y Andújar.

La irregularidad de Estudiantes le calzó justo a Tigre para iniciar la recuperación futbolística que tanto necesita, después de la desvinculación de Cristian Ledesma (en la fecha pasada, Blengio dirigió interinamente en el empate 0-0 con Independiente). Con mucha concentración y aprovechando el cambio anímico que significó el debut de Mariano Echeverría como nuevo técnico, el conjunto local hizo valer su simpleza colectiva para quedarse con la victoria en un partido muy parejo y friccionado.

Después de haber desperdiciado tres chances claras de gol en el primer tiempo (dos en el travesaño), Tigre se encontró con el triunfo mediante una jugada fortuita. Apenas iniciado el complemento, Estudiantes no supo resolver un centro a su área y Facundo Sánchez, que venía forcejeando con Vera, la terminó metiendo en contra de arco de Andújar e su intento de despejar un cabezazo hacia atrás de su compañero Noguera. A partir de allí Tigre, con el empuje de su gente, ganó en confianza y comenzó a administrar mejor la pelota y a jugar con desesperación del Pincha hasta el final de partido.

Para que se concretara, tuvo que sufrir hasta el minuto 50, debido a lo que agregó Ariel Penel. Entre un centro y otro de Estudiantes hubo despejes y hasta algún encontronazo entre el arquero Batalla y Noguera, que buscaba redimirse.

Con este triunfo, Tigre cortó una serie de tres partidos sin victorias y le descontó valiosos puntos a Patronato y Belgrano en la lucha por no descender. En tanto, Estudiantes hilvanó su cuarto encuentro sin ganar y se hunde en el fondo de la tabla de posiciones de la Superliga, con cuatro puntos (tiene pendiente los encuentros con Defensa y Justicia y Newell's) en seis partidos jugados.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.