Elecciones en Brasil: Bolsonaro obtuvo una contundente victoria, pero deberá ir al ballottage con Haddad

Abrumadora victoria de Bolsonaro, pero deberá ir a ballotage - Fuente AFP

2:04
Video
Alberto Armendáriz
(0)
7 de octubre de 2018  • 20:25

RIO DE JANEIRO.- La batalla final tendrá que esperar. Impulsado por una reciente ola de influyentes apoyos, el controvertido exmilitar y diputado ultraderechista Jair Bolsonaro , del Partido Social Liberal (PSL), ganó por amplio margen la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Brasil , pero deberá medirse con el profesor y exalcalde de San Pablo Fernando Haddad, del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), en un ballottage el 28 de octubre.

Escrutado el 99% de las urnas electrónicas, Bolsonaro, de 63 años, obtuvo el 46,31% de los votos frente al 28,88% de Haddad, de 55 años, quien el mes pasado reemplazó en la fórmula petista al popular exmandatario Luiz Inacio Lula da Silva, impugnado por la condena a 12 años de cárcel que cumple por corrupción y lavado de dinero. Tras una campaña radicalizada por la polarización derecha-izquierda, ambos candidatos deberán emprender ahora la conquista de los votos del centro que, dividido, perdió todas sus chances, pero cuyos electores serán claves para el triunfo en tres semanas.

El discurso de Bolsonaro tras su victoria en la primera vuelta electoral - Fuente: YouTube Jair Bols

14:06
Video

"¡Mito! ¡Mito!", gritaban anoche fervorosos simpatizantes de Bolsonaro delante de la entrada del condominio donde vive el excapitán del ejército en Barra de Tijuca, en la zona oeste de Río de Janeiro. Vestidos con camisetas de la selección brasileña de fútbol y remeras con la imagen de Bolsonaro, los seguidores ondeaban banderas de Brasil; resaltaban que será el "salvador de la patria" contra la corrupción y la inseguridad, y que evitará a la vuelta del PT al poder, que dejó al país en la peor crisis económica de su historia.

Refugiado en su hogar con su familia y sus asesores más cercanos, el diputado, que aún se recupera de un atentado con cuchillo que sufrió el 6 de septiembre, usó su cuenta de Facebook para transmitir un mensaje a sus partidarios a través de un video en vivo. Y trató de distanciarse de las polémicas que protagonizó por sus declaraciones machistas, homofobicas y racistas.

Bolsonaro, el candidato anti-sistema que va por la presidencia en Brasil - Fuente: AFP

2:05
Video

"Vamos a unir a nuestro pueblo. Unidos seremos una gran nación", dijo acompañado por su gurú económico, el neoliberal Paulo Guedes.

Y aprovechó también para resaltar que si no hubiera habido tantos problemas con las urnas electrónicas y el nuevo sistema de biometría que identifica al votante por sus huellas digitales, habría vencido en primera vuelta. "No podemos recogernos. Vamos juntos al Tribunal Superior Electoral para exigir soluciones a eso que sucedió. Tengo certeza de que si esos problemas no hubiesen ocurrido, si tuviera confianza en el sistema electrónico, ya tendríamos el nombre del nuevo presidente", afirmó y se despidió con una frase que pareció emular al argentino Ernesto "Che" Guevara: "Hasta la victoria.si Dios quiere".

La ola pro-Bolsonaro creció sustantivamente en las últimas semanas, luego de que recibió varios apoyos de poderosos sectores, como las iglesias evangélicas, y grupos parlamentarios ligados al agronegocio y a la seguridad. Ya era visto con buenos ojos por los agentes del mercado financiero, que creen que ofrece las mejores garantías de que Brasil continúe con las reformas que necesita la economía.

Desde un hotel en San Pablo, Haddad festejó ante miles de militantes petistas su pase a la segunda vuelta y convocó a las otras fuerzas políticas que quedaron en el camino a unírsele en los esfuerzos por derrotar a Bolsonaro, a quien ha calificado de "fascista" y un "peligro" para la cuarta mayor democracia del mundo.

En una alocución de pocos minutos que fue difundida a través de su cuenta de Twitter, el elegido por Lula da Silva dijo que "la democracia está en peligro", y llamó a la "unidad para ganar el ballottage".

Después de una campaña agresiva, marcada por la polarización derecha-izquierda, la jornada transcurrió en un ambiente de gran tranquilidad pero con muchas demoras por fallas en las urnas electrónicas y la adaptación de la gente al nuevo sistema biométrico obligatorio en casi todo el país, que identifica al votante por sus huellas digitales. Según el Tribunal Superior Electoral, debieron ser sustituidas 1285 de las 454.493 urnas electrónicas utilizadas en todo el país. Para garantizar que la gente que había acudido a sufragar pudiera hacerlo aún después del horario de cierre de los comicios, en muchos lugares se entregaron números en las largas filas que se formaron en los centros de votación.

Por su parte, el Centro Integrado de Comando y Control de la Secretaría Nacional de Seguridad Pública informó que se realizaron 331 detenciones por sospechas de crimen electorales y se registraron 901 incidentes menores. Los supuestos crímenes más comunes fueron el transporte ilegal de votantes, la compra de votos y la propaganda electoral.

Bolsonaro, ayer, tras votar en Río de Janeiro
Bolsonaro, ayer, tras votar en Río de Janeiro Fuente: AFP

En tanto, la misión de observadores de la Organización de los Estados Americanos (OEA), que por primera vez actuó en Brasil, resaltó la normalidad de las elecciones, sin problemas serios.

"Hemos observado un proceso electoral con bastante normalidad en contraste con la preocupación que existía durante la campaña electoral", señaló la titular de la delegación de la OEA, la expresidenta constarricense Laura Chinchilla, que tuvo a su cargo medio centenar de expertos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.