Suscriptor digital

Fuerte crecimiento de las exportaciones de lácteos: 24,3% entre enero y agosto

Llegaron a casi US$520 millones, con un alza de las ventas a Argelia; advierten que no se refleja en los precios a los tamberos
Llegaron a casi US$520 millones, con un alza de las ventas a Argelia; advierten que no se refleja en los precios a los tamberos Fuente: Archivo
Mariana Reinke
(0)
8 de octubre de 2018  

Con el crecimiento de destinos como Argelia, las exportaciones lácteas argentinas crecieron en volumen poco más de 24% entre enero y agosto de este año, en comparación con igual período de 2017. En una escalada exponencial de un 502%, el país del norte de África se posicionó en el segundo lugar de las exportaciones argentinas de leche.

Argelia, con menos de 40 millones de habitantes y un productor y exportador de petróleo, se convirtió en un destino de gran importancia para los productos lácteos argentinos, en especial la leche en polvo.

Los datos indican que la exportación de leche al país africano representó el 22% de las ventas totales, mientras que Brasil conserva el primer lugar, con el 28 por ciento.

Según el economista del Ieral (Fundación Mediterránea) Nicolás Torre, Argelia es un gran comprador de leche en el mundo, y en los últimos años la Argentina había perdido cuotas de ese mercado. "Ahora estamos recuperando ese destino y somos más competitivos con Nueva Zelanda por logística marítima", indicó.

Para Alejandro Sammartino, subsecretario de Lechería nacional, los indicadores muestran una realidad: el saldo exportable subió un 8% con respecto al año pasado. "Venimos en recuperación con respecto a años anteriores; no solo Argelia creció como destino, también lo hicieron Brasil y China, que con un 9%, fue el mayor importador de suero", señaló a LA NACION.

Los datos proporcionados por la Secretaría de Agroindustria señalaron que las exportaciones de productos lácteos aumentaron 24,3% en volumen (170.266 toneladas) y 18,4% en valor, entre enero y agosto de este año en comparación con igual período de 2017. Las ventas totales sumaron US$519,4 millones.

Entre los principales productos enviados está la leche en polvo entera, con un 42%; suero, con un 21%; la mozzarella, el 11%; un 7% de leche en polvo descremada, y un 5% de quesos de pasta semidura.

Crisis tambera

A fines de 2017, el mercado externo sólo representaba un 12,5% de la producción local. "Si bien hoy ya estamos en el 15%, la formación de precios de los productos lácteos no se refleja en forma automática: a la industria le lleva 45 días para cobrar. El derrame se produce en el lapso de al menos seis meses para equilibrarse con el precio internacional", aclaró el economista del Ieral.

El informe de Agroindustria fue emitido menos de una semana antes de que los tamberos realicen una marcha frente a las plantas de La Serenísima en Trenque Lauquen y General Rodríguez por la crítica situación que atraviesan.

Según los productores lácteos, el Gobierno les había asegurado que la suba en las exportaciones de leche se reflejaría en el precio que se paga a los productores, situación que para el sector "solo está pasando a cuentagotas". En este sentido, el funcionario admitió que el escenario que la actividad transita es complicado y que luego de la devaluación los costos golpearon a los productores. "Es un tema de tiempo, si el dólar se estabiliza, las cosas deben mejorar para el sector", vaticinó.

Torre estima que a fines de 2018, la exportación llegará al 20% del total de la producción y que para el año siguiente se superará ese valor. "Mientras más grande sea la participación de las exportaciones, mayor va a ser la fuerza de transferencia de los precios externos al precio al productor", consideró.

"La cadena láctea tiene una situación compleja por los próximos cuatro meses, cuando los tamberos deben cuidar sus costos; pero el optimismo vendrá porque la Argentina va a estar mejor preparada competitivamente para exportar", opinó.

En plan de dar soluciones a corto plazo, Sammartino anticipó que esta semana comienza a implementarse un nuevo acuerdo entre las industrias y los bancos de la línea de créditos Carlos Pellegrini (700), donde las primeras oficiarán como agentes de retención.

"Es un certificado a sola firma y el plazo del préstamo es a siete años, con un monto máximo de 5 millones de pesos y una cuota que no puede superar el 10% de la liquidación mensual del productor, con tasa Badlar, y se debe tener en cuenta el promedio de lo producido en los doce últimos meses", concluyó.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?