Suscriptor digital

El presente juega con el pasado: Hamilton está a un triunfo de Fangio y a 20 de Schumacher

Lewis Hamilton, ganador en Japón
Lewis Hamilton, ganador en Japón Fuente: Reuters
Pablo Vignone
(0)
7 de octubre de 2018  • 23:20

Prácticas uno, dos y tres, clasificación, la carrera de punta a punta: recién en el último giro Sebastián Vettel le arrebató el record de vuelta. Fue un fin de semana soñado en Suzuka (Japón) para Lewis Hamilton: semejante éxito le permite quedar a un solo triunfo de alcanzar a Juan Manuel Fangio, conquistando su quinto título mundial; y a 20 triunfos de la plusmarca de Michael Schumacher, el máximo ganador de la historia del Mundial de Fórmula 1.

Fue la victoria número 71 de Hamilton desde su debut en 2007, la novena en las 17 ya disputadas en 2018, la sexta en las últimas siete carreras. Lo que fue una lucha cerrada contra Vettel y Ferrari hace rato que se deshilachó. Un nuevo 1-2 de Mercedes en el próximo GP de Estados Unidos, en dos semanas, no solo sería el tercero consecutivo de los autos plateados; también aseguraría el quinto lauro del piloto inglés, que así quedaría a dos títulos y 19 triunfos de los records máximos de la F.1 en poder de Schumacher.

En cualquier caso, si suma ocho puntos más que Vettel, se habrá consagrado de cualquier manera. El alemán, que tras ganar el GP de Bélgica, seis semanas atrás, estaba 17 puntos detrás del piloto de Mercedes, perdió 50 puntos en apenas cuatro competencias.

Los antecedentes favorecen a Hamilton, que vive en los Estados Unidos cuando no está corriendo el Mundial: ganó los últimas años en el circuito de Austin (Texas), y cinco de las seis carreras disputadas allí. "Austin normalmente es un circuito bueno para nosotros. Tengo ganas de soltar a la bestia en ese circuito", comentó Hamilton, con ganas de definir cuanto antes el campeonato.

Mercedes logró un plus de performance luego de aquella preocupante derrota en Spa-Francorchamps, y Hamilton ganó todo lo que corrió desde entonces. "Hicimos un gran avance desde Bélgica", admitió el director deportivo del equipo angloalemán, Toto Wolff. "Monza, Singapur y ahora en Suzuka. Tres pistas muy diferentes: ambicionábamos rendir bien en las tres, para probar que somos capaces de tener un auto ganador en cualquier pista".

Pero también los errores de Ferrari y de Vettel contribuyeron a este final sin equivalencias. "Se los hicimos demasiado fácil", aceptó el piloto alemán tras su pálido sexto puesto.

"Es una auténtica basura que no puede ser más grande", opinó Vettel al terminar un fin de semana en el que todo le salió mal, desde el error estratégico en la clasificación que lo llevó a largar noveno, hasta el toque con Max Verstappen que lo obligó luego a remontar desde el 18° lugar.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?