Suscriptor digital

En Luján se oró por "un país con menos pobreza y desempleo"

El arzobispo de Buenos Aires, ayer, en la explanada, junto a los fieles
El arzobispo de Buenos Aires, ayer, en la explanada, junto a los fieles Crédito: Diego Spivacow/AFV
En la misa central, ante una multitud de fieles, el arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, pidió "una patria fraterna"
(0)
8 de octubre de 2018  

El cardenal Mario Poli, arzobispo de Buenos Aires, pidió ayer "la unidad de todos los argentinos", ante una multitud de peregrinos reunidos frente a la Basílica de Luján. Lo hizo durante la misa central, celebrada a las 7 de la mañana y a la que acudieron fieles que, como sucede año tras año, caminaron durante varias horas para pedir y agradecer.

En un altar instalado en la Plaza Belgrano, frente a la basílica de la patrona de la Argentina, repleta de jóvenes y adultos que llegaron hasta allí caminando -la mayoría de ellos, desde el santuario de San Cayetano, en Liniers, a 60 kilómetros de distancia-, el obispo se hizo eco de la difícil situación socioeconómica que vive el país y destacó la intercesión de la Virgen María ante su hijo Jesucristo por las necesidades del pueblo argentino. "La Madre se pasa diciendo en el cielo: 'Hijo, no tienen pan; hijo, no tienen trabajo; hijo, no tienen techo; hijo, no tienen paz'", señaló.

Poli presidió la misa central de la 44ª peregrinación a pie a Luján, acompañado por los titulares de la diócesis de Mercedes-Luján, monseñores Agustín Radrizzani y Eduardo Scheinig, y otros obispos. "El camino que recorrieron no se mide ni en kilómetros recorridos ni, menos, en el tiempo en que lo hicieron -dijo-. Nadie vino a hacer una maratón. Lo sabemos. Todas las peregrinaciones que llegan al santuario son un acto de amor a la Virgen, y los pies de los peregrinos los mueven la fe y la esperanza en Dios", destacó.

Brazos fraternos

En una homilía breve, que pronunció con firmeza, aunque en su habitual tono sereno, Poli puso en el centro la función maternal de la Virgen.

"Ella conoce las angustias y necesidades de nuestro pueblo. Sabe de pruebas y nos anima a tender los brazos fraternos de la solidaridad. Ella nos enseña a no ser indiferentes y a ser compasivos ante el dolor de los que menos tienen y su intercesión ante Jesús es constante (.). Fue ella la que le arrancó a Jesús el primer milagro diciendo: 'Hijo, no tienen vino'", señaló el arzobispo, aludiendo el episodio relatado en los Evangelios, en el que Jesús, en las bodas de Caná, advertido por María de que se había acabado el vino, convierte el agua que llenaba seis vasijas en vino.

Poli exhortó a la multitud a "no ser indiferentes" ante el dolor del prójimo y pidió también "nuevos ojos para reconocer en cada persona que pasa por la orilla de nuestra vida a mi hermano". Y afirmó: "Esta es la Argentina que queremos. Esa es la patria fraterna que esperamos, y no claudicamos, y por eso le pedimos: Madre, danos fuerzas para unirnos como hermanos".

En el momento de las oraciones de los fieles, se oró por la construcción "de un país con menos pobreza y desempleo".

Al término de la celebración, que duró exactamente una hora, entre las 7 y las 8, Poli recordó que el Papa pidió que durante octubre se rece "vivamente por toda la Iglesia el Santo Rosario" y la primera oración que se conoció en la historia dirigida a la Virgen: "Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios. No desprecies las oraciones que te dirigimos en nuestras necesidades, antes bien, líbranos de todo peligro. Oh, siempre Virgen, gloriosa y bendita".

Más de 6000 voluntarios asistieron a los peregrinos a lo largo del trayecto extenuante, en el que se dispusieron veinte puestos de apoyo y cincuenta sanitarios.

Protesta en la basílica

La Basílica de Luján será escenario el 20 de este mes de una protesta contra el gobierno impulsada por Hugo Moyano y otros dirigentes del sindicalismo más duro. "Nos quieren quebrar el espíritu y por eso vamos a ir a Luján -señaló hace algunos días Ricardo Pignanelli , líder de Smata, en el plenario gremial donde se lanzó la iniciativa, celebrado en el estadio de Ferro-. Vamos a pedir a María por los trabajadores, por chicos que tienen hambre y por nuestros padres, que son los jubilados", advirtió.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?