Suscriptor digital

Werner y el DTA Racing, de festejo en un carrera particular

Alberto Cantore
(0)
7 de octubre de 2018  • 23:59

Un año complicado, el peor de las últimas tres temporadas, encontró un espacio para el festejo en el estreno del autódromo de San Nicolás. Un desahogo para Mariano Werner, que no se trepaba a lo más alto del podio desde hace más de 11 meses: San Juan 2017; también para el Team Peugeot Total Argentina, que en sus flacos números entre las marcas oficiales refleja que los resultados están lejos de lo que se proyectó y, en particular, para el DTA Racing, la estructura que nació y se desarrolló en la ciudad que fue sede de la 10ma carrera del calendario 2018 del Super TC2000, y que asiste al León francés con Ulises Armellini como director general. Una fecha histórica para el automovilismo argentino, con 35 mil espectadores en el circuito; una jornada de lágrimas de alegría, luego de la seguidilla de sinsabores que arrastraban los vencedores.

Lo hizo en la carrera clasificatoria, donde tuvo como escolta a su compañero Néstor Girolami; repitió al mediodía de ayer, aunque con Agustín Canapino y Berni Llaver, espadas de Chevrolet, detrás suyo. Werner, el DTA Racing y el modelo Peugeot 408 expusieron todo su potencial y se beneficiaron también por las falencias y errores que enseñaron los rivales. Posiblemente, la maniobra del inicio, donde Girolami quedó lejos de la cuerda y posibilitó el sobrepaso de Canapino, y la posterior deserción del Bebu, a cuatro giros del desenlace, detalles que empañaron el enorme trabajo de todo el equipo, que se reflejó con el agradecimiento de Werner por nunca bajar los brazos y con las fotos del plantel completo con el auto que en los 200 Kilómetros de Buenos Aires el paranaense compartirá con el uruguayo Mauricio Lambiris. "Veníamos meados por un elefánte, así que ganar acá, tan cerca de la sede, es un golpe anímico para lo que queda. Corrimos con un gran auto, que nos abra la cabeza para lo que viene", le dijo Werner a la transmisión oficial.

La felicidad absoluta fue del entrerriano, del DTA Racing y de Peugeot, aunque también Chevrolet, con Canapino como eje, dibujo una sonrisa. "Sacamos adelante un fin de semana difícil. Hicimos un gran negocio, con dos carreras, con puntaje especial, por delante", aseguró el arrecifeño, que firmó contrato hasta 2020 y se retiró de San Nicolás como líderdel campeonato, con 196 puntos, 19 por encima de Facundo Ardusso (Renault Fluence). La exclusión que de los Renault el sábado, por la presencia de agujeros no permitidos en el sistema de regulación de los pisos, obligó al campeón a ensayar una remontada desde el fondo, aunque el impulso se detuvo cuando alcanzó el 9no lugar; mejor fue la performance de Leonel Pernía, arribando 4to.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?