Suscriptor digital

Córdoba mostró que el clásico de las dos hinchadas es posible

Talleres se quedó con el clásico, en un partido con visitantes
Talleres se quedó con el clásico, en un partido con visitantes Fuente: LA NACION - Crédito: Diego Lima
Gabriela Origlia
(0)
7 de octubre de 2018  • 23:59

CÓRDOBA.- Todo azul fue el clásico cordobés. Talleres goleó a Belgrano y lo complicó más todavía en la tabla de los promedios. El estadio Mario Alberto Kempes coreó el tradicional "el que no salta es de la B" y el "hijos nuestros morirán". Con el grito de "chau Belgrano" de la despedida.

El técnico de Belgrano, Lucas Bernardi, sumó enojos y reproches en "vivo y en directo" y también en las redes sociales. "Nada se esperaba; nada está haciendo", le recriminan los fanáticos. La contracara fue Nahuel Bustos, quien viene de ser goleador en todas las categorías de Talleres y que ayer festejó dos veces ante Belgrano.

Resumen del triunfo de Talleres sobre Belgrano - Fuente: Télam

03:00
Video

Cientos de familias con chicos -incluidos bebés fanáticos "desde la panza"- llegaron al estadio para ser parte de uno de los clásicos más convocantes y antiguos del fútbol argentino. Siempre teñido del humor que caracteriza a esta provincia, se jugó con público de ambos clubes. El dato no es menor, es el primero por los campeonato de la AFA que se disputa con la presencia de las dos hinchadas desde 2011. El "acontecimiento" mereció una placa recordatoria que se llevaron los presidentes de ambos clubes y la visita del presidente de la Superliga, Mariano Elizondo, quien dijo que la posibilidad se da porque "las dos dirigencias se lo proponen".

En las tribunas hubo mayoría de "hinchas de la T": por ser locales ocuparon tres cuartos de la capacidad del Kempes, que tuvo 45.000 de los 60 mil lugares

Dos "pulmones" y sendos cordones policiales separaron las plateas de los de Talleres de la tribuna que ocuparon los de Belgrano y, donde pese a las prohibiciones y los controles, hubo bengalas y fuegos de artificio. Ingresaron primero los piratas.

Que los dos equipos llegaran de capa caída fue un impulso para que los hinchas se entusiasmaran con la posibilidad de levantar cabeza frente al histórico rival. Los "matadores" sacaron pecho y festejarán su victoria por varias semanas con los infaltables memes y chistes cordobeses.

Por supuesto, también llegó el momento de pagar las apuestas que desde días antes del clásico se realizaron.

Los cánticos cruzados tomaron fuerza 45 minutos antes del inicio del partido, cuando el estadio empezó a completarse. Después del primer gol nunca más volvió el silencio. Pese al resultado "cantado" desde el inicio del segundo tiempo los fanáticos de "la B" se quedaron hasta el final.

El partido fuera de la cancha

"Los clásicos se ganan, estamos con ustedes", con esa bandera los hinchas de Talleres esperaron durante la semana a los jugadores en su estadio, La Boutique. "¡Como en cada Clásico, te alentaremos de corazón!", repitió la cuenta oficial de Twitter de los de Alberdi.

Desde media mañana la ciudad empezó a teñirse de azul y celeste, de ómnibus que salían rumbo al estadio y de carros de choripán que aprovechaban el almuerzo callejero de los hinchas.

Nadie puede olvidar -aunque en la cancha no se lo mencionara ni siquiera con un cartel-, que el 15 de abril de 2017, en este mismo estadio, mataron a Emanuel Balbo. Oscar "Sapito" Gómez lo acusó de ser hincha de Talleres y un grupo de hinchas reaccionó con empujones, golpes e insultos para terminar empujándolo al vacío desde la tribuna Daniel Willington, ayer ocupada por Talleres. De 22 años, murió dos días después en el Hospital de Urgencias.

Un día después, el plantel de Belgrano salió a la cancha con los jugadores de Independiente y de Talleres que disputaban un partido. Juntos posaron con una bandera que decía "somos rivales, no enemigos".

Anteayer, dirigentes de Cambiemos posaron con las camisetas de sus clubes -Mario Negri, la de Belgrano; Luis Juez, la de Talleres- y repitieron la misma consigna. También el intendente Ramón Mestre, del Matador, se cruzó con el Pirata Carlos Duarte, el joven de 21 años que se transformó en "viral" después de escribir su currículum a mano y conseguir trabajo por la difusión en las redes. Apostaron un "asado completo".

Durante el clásico un hincha de Talleres se cayó a la fosa en el último minuto del primer tiempo, cuando su club abrió el marcador. Adrián Domínguez, de 37 años -según consignó su madre Aída en radio Cadena 3-, está internado en estado reservado en el Hospital de Urgencias. Antes de la derrota, Belgrano había arrancado mal el día por la muerte de la suegra de Matías Suárez y tía del histórico arquero Juan Carlos Olave. Telu Olave era también una conocida simpatizante Pirata; su sobrino era Rodrigo Bueno, el cuartetero que murió en un accidente hace 18 años, también fanático de la B.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?