Protestas clásicas: Barros Schelotto y Coudet, protagonistas de un duelo caliente

Chacho Coudet en un final de partido caliente
Chacho Coudet en un final de partido caliente Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo
Nicolás Zuberman
(0)
8 de octubre de 2018  • 08:00

Darío Herrera. Guillermo Barros Schelotto. Germán Delfino. Eduardo Coudet. Ninguno de los cuatro le pegan a la pelota pero fueron los protagonistas de una noche caliente en Avellaneda. Que un clásico termine 2 a 2 de manera agónica pero tenga en el centro de la escena a los árbitros y a los entrenadores por sus protestas dice mucho de lo que ocurrió en el Cilindro. Los nervios y la histeria pesaron más que los goles de Lisandro López, que los pases de Fernando Gago y Marcelo Díaz o que las gambetas de Cristian Pavón.

Resumen de los goles del empate entre Racing y Boca - Fuente: Télam

2:59
Video

Durante el primer tiempo todas las protestas partieron del banco visitante. Una jugada en la que Eugenio Mena tiró un centro con la pelota ya fuera del campo y un forcejeo entre Renzo Saravia y Cristian Pavón en la puerta del área grande fueron los disparadores. El primer tiempo terminó con un tumulto y algo que pareció una amenaza de Delfino: miró fijo a Pavón y le dijo que el segundo tiempo no salía a jugar. "Me habían informado que lo habían expulsado a Pavón en el final del primer tiempo. Pero después lo vi en la cancha. Tampoco quiero buscar un solo culpable", dijo luego Coudet en conferencia. Guillermo habló unos segundos en el campo. Su mensaje fue en el mismo tono que el partido: "Es difícil. Nos hacen penales y no nos cobran. Nos pasó con Independiente, con River. Acá dos goles en offside. Así no se puede". En los partidos de visitante, los Mellizos suelen estar más activos con las protestas para que la localía no pese. Y ayer no fue la excepción. En rueda de prensa, más tranquilo, dijo: "Prefiero no hablar de los árbitros. Lo que tenía que decir ya lo hice en la cancha".

Guillermo y la protesta a Herrera
Guillermo y la protesta a Herrera Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri

Dentro del campo también hubo algunos cruces: Lisandro Magallán le pegó sin pelota a Pol Fernández, que le había entrado duro abajo. En ese contexto el ingreso de Ricardo Centurión fue como echar nafta al fuego. Después de que el de Racing intentara inventar una falta, el uruguayo Nahitan Nandez le gritó 'vendehumo' mientras hacía la entrada en calor. Guillermo y Tevez fueron los que calmaron los ánimos del plantel xeneize, que había tomado de punto al 10 local. Con el descuento, la locura pasó al banco local. Coudet revoleó su campera y también su furia. Herrera lo expulsó después de sus protestas desairadas. "Tendré que mejorar porque a veces me enojo. Creo que la cosa estaba muy despareja. Yo no voy a hacer ningún juicio de la actuación. Protesté de más", reconoció el Chacho, aunque aun transpiraba bronca: "Yo lo que veo es que con los dos bancos no se comporta igual. Con algunos equipos siempre me pasan cosas".

Los principales temas del día

Principales noticias del día - 8 de octubre

3:16
Video

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.