Una firma argentina de silobolsas logró aumentar 50% sus ventas en EE.UU.

Silobolsas de Ipesa en Georgia, EE.UU.
Silobolsas de Ipesa en Georgia, EE.UU.
Fernando Bertello
(0)
8 de octubre de 2018  • 11:54

En medio de la guerra comercial entre los Estados Unidos y China, que influyó en una caída en los precios de la soja para los farmers norteamericanos, la empresa argentina Ipesa Silo, fabricante de silobolsas para el almacenaje de granos, logró aumentar 50% sus ventas de este producto en EE.UU.

Desde el 5 de marzo pasado, cuando se desató la pelea entre ambos países, y que incluyó luego el anuncio por parte de China de un arancel del 25% contra la soja estadounidense, la oleaginosa pasó de los 391,97 dólares por tonelada a 319,31 dólares por tonelada el viernes pasado. O sea, una merma del 18,53%. Vale recordar que el preció tocó los US$299,1 el 18 de septiembre último. En 2017, Estados Unidos le vendió a China unos 35 millones de toneladas de soja por US$14.000 millones.

Ipesa está en EE.UU. desde 2006. Allí tiene stock permanente de silobolsas con Ipesa USA LLC. Si bien no trascendió la cantidad de bolsas en unidades, Alberto Mendiondo, responsable de comercio exterior de la empresa argentina, señaló que sus ventas en el mercado de EE.UU. aumentaron 50 por ciento.

"Si teníamos más (bolsas), vendíamos un poco más", señaló. Para Mendiondo, el crecimiento tiene que ver con "la baja de precios -en los granos- y porque el sistema -de almacenaje en granos secos- se afianza".

En EE.UU., la cosecha de soja ya avanzó al 23% de la superficie apta para la recolección, en tanto que la de maíz ronda el 26 por ciento. En medio de la guerra comercial con China que afecta a la soja, los farmers tienen que jugar a la defensiva, por más que Donald Trump les anunció una compensación ante la caída del precio.

El sistema de embolsado se desarrolló desde los años 70 en EE.UU. y Europa con el fin de conservar forrajes para la alimentación animal. En la Argentina, en tanto, lo que se hizo fue una adaptación para el almacenaje de granos secos. Fue para cubrir necesidades logísticas en la cosecha y para que el productor pueda elegir mejor el momento para la venta de su producción.

En la Argentina ya se almacenan entre 45 y 50 millones de toneladas de granos secos con este sistema. En rigor, las empresas argentinas crecieron fuerte también en la exportación de estas bolsas, lo que representa ya un negocio por US$50 millones, según un reciente informe de la Bolsa de Comercio de Rosario.

Ipesa Silo vende unas 300.000 bolsas en el mercado interno y coloca 100.000 para la exportación. Brasil se lleva la mitad de los silobolsas que exporta la empresa, en tanto que EE.UU. ya representa su segundo mercado.

"Tenemos stock permanente", señaló Mendiondo, que espera que la tecnología para el almacenaje de granos secos siga creciendo en EE.UU.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.