Suscriptor digital

Cayó el "viejo Chispa", especialista en reducir motos que robaban por encargo

Parte de los motos secuestradas al "viejo Chispa"
Parte de los motos secuestradas al "viejo Chispa"
Gabriel Di Nicola
(0)
8 de octubre de 2018  • 11:29

Todo comenzó a seis cuadras de la quinta presidencial de Olivos, cuando el empleado de una financiera descubrió, al observar las imágenes de las cámaras de seguridad, cómo un delincuente intentaba robarle su moto Honda Tornado que había dejado estacionada en la puerta. No lo dudó y salió a impedirlo. La víctima corrió 150 metros y, con la ayuda de un policía que estaba franco de servicio, logró reducir al ladrón. Era el principio de una investigación que derivó en la identificación de un experto reducidor de rodados que se robaban por encargo y por las que pagaba entre 10.000 y 15.000 pesos.

Así lo informaron a LA NACIÓN fuentes judiciales y de la Municipalidad de Vicente López, que colaboró en la investigación. "El viejo Chispa" o "Chispita", identificado como Jorge M., fue imputado del delito de encubrimiento agravado con ánimo de lucro.

La investigación está a cargo del fiscal de Vicente López Martín Gómez, con la colaboración de detectives de la policía bonaerense y del Comando de Patrullas de Vicente López. El representante del Ministerio Publico encabezó una serie de allanamientos en San Fernando y Tigre donde se secuestraron 15 motos.

Una de las motos secuestradas
Una de las motos secuestradas

En los allanamientos se secuestraron las siguentes motos: Honda Bros, Honda CBR 600, Honda Wave, Yamaha Tenerife, Honda Dax, Honda CBX Twister 250, Gilera Smash, Bajaj NS200, un modelo de la marca Beta Motor y otro de la firma Corven, entre otras.

También se secuestró documentación falsa y elementos de grabado de motores y chasis.

La investigación se desencadenó cuando el delincuente reducido por el empleado de la financiera situada en avenida Maipú y San Martín, Florida, manifestó a los funcionarios policiales y judiciales que después de robar las motos se las llevaba a una persona conocido como "el viejo Chispa" o "Chispita".

"A partir de ese momento se hicieron tareas de investigación para dar con el presunto reducidor de motos", agregó un detective judicial.

Según el informante consultado, "el viejo Chispa" pagaba entre 10.000 y 15.000 pesos cada moto que los delincuentes robaban para él.

"El sospechoso recibía las motos, falsificaba el número de patente y el chasis y las vendía. Como eran robos por encargo, lograba comercializarlas muy rápido. En lo que hacía era un experto", explicó una calificada fuente judicial.

Otras de las motos secuestradas
Otras de las motos secuestradas

Ahora, los investigadores intentan identificar al cómplice del delincuente que intentó robar la moto del empleado de la financiera.

"Cuando observó que su cómplice era perseguido por la víctima, el otro delincuente logró escaparse en moto", afirmó la fuente judicial consultada.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?