Suscriptor digital

Buenos Aires 2018: cómo funciona Yogger, la "manito digital" que es furor en la Villa Olímpica

Yogger, el novedoso dispositivo que utilizan los chicos en la Villa Olímpica.
Yogger, el novedoso dispositivo que utilizan los chicos en la Villa Olímpica.
Fernando Vergara
(0)
9 de octubre de 2018  • 12:21

Es una de las novedades en el comienzo de los Juegos Olímpicos de la Juventud. La tecnología estrella en Buenos Aires 2018. Una de las metas principales de este evento es que más de 4 mil atletas de todo el mundo puedan hacer nuevas amistades y aprendan sobre nuevas culturas. En ese camino aparece el Yogger, un innovador dispositivo para intercambiar información y permanecer conectados. Nuevos conceptos que permiten una nueva forma de interactuar.

¿Qué es el Yogger? Una manito digital con conexión Bluetooth que los deportistas cuelgan junto a sus credenciales. Tiene la forma del yaguareté Pandi y además lleva un chip en su interior. Este almacena los datos que cada participante desea cargar: las cuentas de Facebook, Twitter a Instagram, el correo electrónico y el número de teléfono. Si lo desean, también cabe la posibilidad de crear un perfil para que detallen sus hobbies, aficiones, gustos. La información se transmite de manera muy sencilla: basta con un "choque de manos" para que se activen los sensores bluetooth, se enciende una luz verde y automáticamente la información quede almacenada en el Yogger de cada uno.

El desarrollo de este aparato estuvo a cargo de una compañía suiza que puso en funcionamiento el dispositivo por primera vez en los Juegos de Invierno de Innsbruck, en 2012. A la cabeza del proyecto figura el suizo Stephane Doutriaux. "Lo utilizamos desde el primer día, yo apoyo con casi todos los chicos y chicas de la Villa Olímpica. Lógicamente, hay gente que no sé de dónde es, ni qué deporte hacen. Y me gustaría seguir en contacto con ellos cuando terminen los juegos", aporta Julián Santos, del beach handball argentino. "Está muy bueno, pero creo que le falta un poco de difusión. No todos saben que podés crearte un perfil, por ejemplo. Y me parecen muy interesantes las actividades culturales que te ayudan a sumar puntos", aporta el esgrimista argentino Matías Ríos.

Yogger, la aplicación que es furor en los Juegos Olímpicos de la Juventud
Yogger, la aplicación que es furor en los Juegos Olímpicos de la Juventud

Los atletas también pueden ver sus progresos y los datos de quienes contactaron a través de la aplicación Athletics 365. El progreso hace referencia a que además pueden acumular puntos y llevarse una gran cantidad de premios (mochilas, toallas y un cargador portátil solar para sus teléfonos) a través del "Reto de los Atletas". "Es muy novedoso. Tengo que llegar a las 100 amistades para que me den un premio. Será mi primer premio… ¡Pero esto recién empieza!", dice con una sonrisa la remera cubana Marelis González Fernández.

La sumatoria de puntos para obtener premios no se limita solo al intercambio de los datos personales. En la Villa hay diferentes invitaciones a eventos que no son obligatorias, pero que les permiten acumular más unidades en caso de asistir. "Se crea una comunidad gigante de atletas. Hay actividades todos los días y algunas son fijas. Hay una carpa de performances, otra carpa deportiva en las que se les habla de doping y el uso meticuloso de las redes sociales. Son capacitaciones. Hay anfiteatros, charlas con deportistas consagrados. De asistir, todo eso les suma puntos", explica Emanuel, uno de los jóvenes que trabaja en la carpa de Yogger.

¿Qué es el Yogger? Una manito digital con conexión Bluetooth que los deportistas cuelgan junto a sus credenciales. Tiene la forma del yaguareté Pandi y además lleva un chip en su interior. Este almacena los datos que cada participante desea cargar: las cuentas de Facebook, Twitter a Instagram, el correo electrónico y el número de teléfono.

La Villa Olímpica es un espacio singular al que lo envuelve la alegría. No hay que dejar de lado que la habitan más de 4 mil adolescentes de entre 15 y 18 años, con sus ilusiones y sueños dando vueltas por sus cabezas. Hay diversos lugares de esparcimiento, con acróbatas, un metegol gigante, mesas de ping pong, canchitas de fútbol y fútbol-tenis. Abundan las risas y las bromas. La pareja española de beach volley compuesta por Daniela Álvarez Mendoza y Tania Moreno va de un lado a otro realizando intercambios, pero en este caso de los clásicos pines. A la vieja usanza. "Todavía no le tomamos la mano al Yogger, pero ya nos vamos a enganchar. Genera curiosidad", dicen. "La idea es que nos vinculemos con otros chicos y chicas. Yo puse mi cuenta de Instagram y mi dirección de email. Es divertido, sirve para distenderse", agrega Lucila Balsas, también del beach handball albiceleste.

Yogger, el novedoso dispositivo que es furor en la Villa Olímpica
Yogger, el novedoso dispositivo que es furor en la Villa Olímpica

En general, la gran mayoría adoptó la nueva tecnología con entusiasmo. Lógicamente, no todas las voces están de acuerdo con el novedoso aparato. "En lo personal a mi no me gusta demasiado. Porque a veces, en vez de hablar con la otra persona, intercambias los datos y nunca volvés a cruzar una palabra. ¡Todo vale más cara a cara!", dice el uruguayo Sebastián Zagasti, jugador de beach handball. Diferente resulta la experiencia para el portugués Rafael Paulos, también de beach handball, que va de un lado a otro de la Villa "macheando" con decenas de atletas de diferentes nacionalidades. "No lo veo tanto como un Tinder. Pero algo me quedó claro: es un elemento muy social".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?