Suscriptor digital

Confirman el procesamiento de Cristina Kirchner y sus hijos en la causa Hotesur

Es en la causa que investiga también al empresario Lázaro Báez por lavado de dinero
Es en la causa que investiga también al empresario Lázaro Báez por lavado de dinero Fuente: Archivo
(0)
8 de octubre de 2018  • 15:58

La sala I de la Cámara Federal confirmó esta tarde el procesamiento de la expresidenta Cristina Kirchner y sus hijos, Máximo y Florencia Kirchner, por presunto lavado de dinero a raíz del alquiler de plazas hoteleras a través de la firma Hotesur.

Fuentes judiciales confirmaron que el Tribunal ratificó el procesamiento y dejó a las puertas del juicio oral a la ex mandataria.

Cristina Kirchner fue procesada por el juez federal Julián Ercolini en mayo junto a sus hijos, el contador Víctor Manzanares y al empresario Lázaro Báez , entre otros, por lavado de dinero.

Cuáles son las causas de Cristina Kirchner que la acercan al juicio oral

01:42
Video

Para el juez, la estructura financiera que montaron los imputados permitió que el dinero obtenido ilegalmente por Báez fuera conducido a la actividad hotelera de los Kirchner con objeto de que ellos pudieran disponer libremente de esos fondos, que ya estaban "blanqueados" y en apariencia distanciados de su origen ilícito.

La causa en la que se investigó una maniobra supuestamente realizada entre 2007 y 2015 se inició en noviembre de 2014 por una denuncia de la entonces diputada nacional Margarita Stolbizer, mientras que la expresidenta había sido indagada por estos hechos en noviembre del año pasado.

Este expediente se vincula con aquel en que Cristina Kirchner y Lázaro Báez están procesados por asociación ilícita, porque el patagónico recibió 15.000 millones de pesos en obras públicas que se realizaron en la provincia de Santa Cruz durante el kirchnerismo.

En esta causa Hotesur se investiga una maniobra de lavado de dinero. El dinero llegó a los Kirchner a través de la simulación de alquileres de habitaciones del Hotel Alto Calafate, administrado por la firma Hotesur, de la familia presidencial, cuya concesión había sido otorgada a la firma Villa Mitre, de Lázaro Báez.

Los procesados "habrían formado parte de un complejo entramado societario que se desarrolló con el fin de poner en circulación en el mercado parte de las ganancias obtenidas como consecuencia de la defraudación al Estado nacional cometida a través de la adjudicación irregular de la mayor porción de obra pública vial en la provincia de Santa Cruz", sostuvo Ercolini.

"Realizaron diversas operaciones comerciales -con las que pretendieron otorgarles a las ganancias antes mencionadas apariencia de legítimas- mediante las cuales se canalizaron los fondos en forma regular de las empresas de Báez, adjudicatarias de dichas obras y sus vinculadas, a Valle Mitre". Esta firma no tenía capacidad económica ni experiencia en el rubro, administró el Hotel Alto Calafate y la hostería Las Dunas -propiedad de la familia Kirchner-, y abonó mensualmente un alquiler que llegó al patrimonio de los Kirchner, "con el objetivo de ocultar la fuente real de los fondos y a otorgarles apariencia de lícitos", sostuvo el juez.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?