Nuevo libro, con mural al tono, y otros satélites del universo Murakami

El autor japonés volvió a publicar una novela después de cinco años y hoy llega a las librerías en su traducción al español; el arte, la radio y el cine, también lo quieren
El autor japonés volvió a publicar una novela después de cinco años y hoy llega a las librerías en su traducción al español; el arte, la radio y el cine, también lo quieren Fuente: Archivo
Fabiana Scherer
(0)
9 de octubre de 2018  

"Cuando escribo una buena historia, una buena ficción, podemos entendernos entre nosotros, si tú eres un lector y yo soy un escritor", confesó Haruki Murakami a la periodista y editora Deborah Treisman en la entrevista abierta que ofreció el sábado último, en Nueva York, frente a más de 500 espectadores. El autor japonés que más vende en el mundo habló de su nuevo libro, La muerte del comendador, que hoy se publica en castellano. Se trata de la vuelta de Murakami a la novela después de cinco años, tras Los años de peregrinación del chico sin color, y explora temas como el dolor, la soledad y la desesperanza, en una cotidianidad que bordea la delgada línea entre el sueño y la realidad, a través de las vivencias de un retratista. "No me había convertido en retratista por decisión propia, porque yo quisiera. No soy ese tipo de persona. Tan solo me había dejado llevar por las circunstancias, y sin saber en qué momento sucedió, me di cuenta de que ya no pintaba para mí", escribió en el primer capítulo de la novela.

Con el antecedente de haber sido un éxito en su país -donde vendió más de un millón y medio de copias de sus dos tomos (aquí la segunda parte se conocerá en enero próximo)- y la polémica que despertó en China tras ser censurada por el Tribunal de Artículos Obscenos de Hong Kong -que calificó a la novela de "indecente" y prohibió su venta a menores de 18 años, además de obligar a que se le añada una etiqueta amarilla de advertencia: "¡Peligro, material obsceno!"-, la aparición en castellano de La muerte del comendador merecía un lanzamiento acorde. Como tiene como protagonista a un artista plástico se pensó en que diferentes muralistas plasmaran en paredes de Bogotá, Ciudad de México y Buenos Aires el mundo surrealista de Murakami, lleno de colores, formas, personajes imposibles e intenciones inciertas.

Alejandro Sordi y Paula Duró, los artistas elegidos para sumarse a la propuesta de pintar murales para acompañar el lanzamiento de la última novela de Murakami
Alejandro Sordi y Paula Duró, los artistas elegidos para sumarse a la propuesta de pintar murales para acompañar el lanzamiento de la última novela de Murakami

En la Argentina, la tarea quedó en manos de Paula Duró y Alejandro Sordi, quienes con pintura acrílica y una paleta brillante imaginaron una obra de aproximadamente de cuatro metros de alto por cuatro de ancho, en la Biblioteca Leopoldo Lugones (La Pampa 2215). Con el título Murakami, el mural será parte fundamental de los trabajos que se realizaron para la reinauguración de ese espacio, en noviembre próximo. "El proceso creativo en mis obras parte siempre desde un motor puramente intuitivo -comenta Duró-, donde el hilo narrativo se va revelando de a poco y uno lo va siguiendo como tirando de un cordel." Su estilo posee un toque de folklórico, color y magia. Sus personajes, elementos fundamentales de su obra, tienen rasgos asiáticos, pero también indígenas; incluso aparentan no ser de este planeta, por lo que se pensó que podía imaginar parte del universo murakaniano.

En la capital colombiana el artista elegido fue Juan Pablo Ramírez Torres, cuyo trabajo se exhibirá en la Pontificia Universidad Javeriana. Pilar Cárdenas, más conocida como Fusca, intervendrá una esquina del emblemático barrio mexicano de la Condesa.

En esta nueva novela, el eterno candidato al Nobel -que al verse incluido en la lista de los postulados al premio alternativo este año pidió que su nombre fuera retirado- aborda también las dificultades de descifrar la realidad y el modo en que el hombre puede vivir en ella y lo hace como al tanto le gusta, como si se tratara un rompecabezas, cuyas piezas deberán encajar en el segundo volumen. La voz en primera persona vuelve a estar presente, para exponer lo que siente este retratista cuya vida toma un rumbo desconocido al descubrir el engaño de su mujer. Una casa sobre un valle será su refugio, allí como en buena parte de su obra comenzarán a sucederse personajes infrecuentes y misterios, que rápidamente se convertirán en la obsesión del protagonista. La aparición de un cuadro oculto, que representa una escena de la ópera Don Giovanni (de donde proviene el nombre de la novela), realizada con la técnica de la pintura tradicional japonesa, será el detonante para que el autor se permita jugar y aludir a los universos de Orwell, Chandler, Dostoievski y, por sobre todo, al de Scott Fitzgerald y El gran Gatsby, obra clave para Murakami y una de sus novelas favoritas.

UN PINCHADISCOS CAMINO AL OSCAR

Mañana y pasado mañana se exhibirá en el Festival de Sitges, Burning, la película de Lee Chang-dong que ya en el festival de Cannes se quedó con el premio Fipresci. Basada en el relato corto "Barn Burning", de Haruki Murakami, publicado por primera vez en la revista New Yorker, fue incluido luego en el libro El elefante desaparece. "Enigmática, sutil y poética", fueron solo algunos de los elogios al film que tal vez consiga llevar una historia de Murakami a los premios Oscar , ya que competirá por un lugar en representación de Corea del Sur, y si lo logra se convertirá en la primera película coreana en ser nominada a un premio de la Academia en el rubro mejor película extranjera. Por lo pronto, en noviembre tendrá su estreno comercial en los Estados Unidos. "Lo que me gustó de la obra de Murakami fue cómo construyó el misterio y pensé que podrían desarrollarse una multitud de misterios en una película, con diferentes capas", explicó el realizador.

El premiado film "Burning", de Lee Chang-dong, basado en un relato corto de Murakami, buscará un lugar en los Oscar
El premiado film "Burning", de Lee Chang-dong, basado en un relato corto de Murakami, buscará un lugar en los Oscar Fuente: Archivo

Conocido por ser un gran aficionado a la música clásica, el jazz, el rock, el autor de Tokio Blues y Crónica del pájaro que da cuerda al mundo, sorprendió a su público japonés cuando el 5 de agosto pasado realizó un programa especial en Tokyo FM al que llamó Run & Songs (Carreras y Canciones). Allí combinó sus dos grandes pasiones: la música y las maratones. Tal fue el éxito, que ya anunció su segundo especial y saldrá al aire el 21 de este mes. Según anticipó el propio Murakami en la página web de la emisora pondrá canciones maravillosas que no suelen pasar en la radio. "Voy a poner música de vinilos y Cds que traigo de mi casa", aseguró.

La idea del programa es una extensión del consultorio en línea que mantuvo durante más de tres meses, en 2015. Allí contestaba las dudas y curiosidades que sus lectores le hacían llegar y que después plasmó en el libro Murakami san no tokoro (El espacio del señor Murakami). En el libro (inédito en castellano) se publicaron algunas de las 3716 respuestas que ofreció ante las más de 37 mil consultas que recibió. En las páginas uno puede descubrir si alguna vez quiso ser gato o no, y sus sentimientos sobre su posición como eterno candidato para ganar el Premio Nobel de Literatura, a la que calificó como "una especie de molestia".

La expectativa de la nueva emisión de Run & Song es enorme. Los oyentes ya hicieron llegar las preguntas, a las que Murakami responderá entre los discos que pinche para la ocasión.

En estos tiempos de atención dispersa, el autor busca cómo seducir a su público ya sea en la radio o en su última novela. En una entrevista publicada a comienzos de este año, en el periódico japonés Yomiuri Shimbun dio cuenta sobre su intención de escribir una novela larga como La muerte del comendador para hacer frente a estos tiempos de distracción. "Busqué hacer un libro largo, que no se pudiera soltar una vez empezado".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.