IRSA ratificó los planes de inversión pese a la devaluación

Daniel Elsztain, en la presentación del proyecto
Daniel Elsztain, en la presentación del proyecto Crédito: IRSA
El grupo inauguró ayer una torre de oficinas en la que destinó US$65 millones; es parte del Polo Dot, en torno al shopping
Alfredo Sainz
(0)
9 de octubre de 2018  

La megadevaluación del dólar y la crisis cambiaria no alcanzaron para frenar los planes del grupo IRSA, que ayer presentó una nueva torre de oficinas en Saavedra, que demandó una inversión de US$65 millones, y confirmó que avanza en otra media docena de proyectos en la Capital Federal, el Gran Buenos Aires y la ciudad de La Plata.

La torre inaugurada oficialmente ayer forma parte del proyecto Polo Dot, que incluye la construcción de cinco torres de oficinas en torno al centro comercial Dot Baires Shopping, a metros del cruce de la avenida General Paz y el Acceso Norte. En total, el edificio cuenta con 58.000 metros cuadrados repartidos en 11 pisos, que antes de ser ocupados ya fueron alquilados por las empresas Mercado Libre y Falabella. Los planes de IRSA contemplan la construcción de otras tres torres de oficinas y un modelo de servicio de hotelería, con entre 30 y 40 habitaciones

"Antes de poner un ladrillo ya teníamos el 100% de los pisos alquilados, y creo que una de las razones es que estamos ofreciendo una propuesta innovadora como son los office parks. La idea es que en un mismo predio convivan las oficinas con un centro comercial y el esparcimiento. Y que una persona que trabaje en la zona también cuente con todos los servicios de un shopping center", destacó Daniel Elsztain, chief operating officer (COO) de IRSA.

Más allá de Saavedra, en el grupo afirman que continúan con varios proyectos en marcha que no se vieron afectados por la devaluación. "El único efecto positivo que tiene la devaluación es que algunos costos de construcción bajan en dólares, pero hay muchos insumos que están dolarizados, como las escaleras mecánicas, los equipos de aire acondicionado o las terminaciones", explica Elsztain.

El empresario inmobiliario destacó como un dato positivo el bajo nivel de endeudamiento en dólares de su grupo. "Hoy la deuda neta del grupo ronda los US$300 millones, lo que implica un nivel muy bajo para la cantidad de activos que tenemos. Cuando el tipo de cambio estaba a 15 pesos, todo el mundo nos preguntaba por qué teníamos una deuda en dólares tan baja, y creo que fue una buena decisión".

Para enero de 2020 está programada la apertura de la torre de oficinas 200 Della Paolera, en pleno Catalinas Norte. Este proyecto contempla un edificio de 32 pisos, que demandará una inversión de US$100 millones.

El proyecto más ambicioso del grupo es el de San Martín. Asociado con la desarrolladora Efesul, de la familia Lapidus, en 2011 IRSA compró el terreno donde se levantaba la fábrica de cigarrillos de Nobleza Piccardo, en el partido de San Martín, a pocos metros del cruce de la General Paz con la avenida San Martín. La idea de ambos socios es reciclar las 16 hectáreas en un megaproyecto que combinará viviendas, centro comercial, oficinas y hotelería.

En materia de shopping centers, la propuesta más importante es la remodelación del Alto Palermo, con una reformulación integral de su patio de comidas, que será transformado en un food hall. Se trata de una propuesta más innovadora, que combina cocina más mercado, en la que conviven diferentes restaurantes y puestos de comida.

En los planes del grupo, Caballito tiene un rol importante, aunque en este caso la empresa continúa a la espera de terminar con todas las habilitaciones municipales para avanzar en un proyecto que combinará área comercial, residencial y entretenimiento.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.