Suscriptor digital
srcset

Selección argentina

Lucas Leverland, el pibe que sueña con jugar en la selección de un país que casi no recuerda

Cristian Grosso
(0)
9 de octubre de 2018  • 08:00

En su pasaporte argentino dice Lucas Uriel Murillo, pero de su padre biológico nunca supo nada. En su pasaporte holandés dice Lucas Uriel Leverland, el apellido que le dio su papá del corazón, Jurjen Leverland. Lucas viaja todos los días en tren hasta Ámsterdam para cursar su carrera universitaria de coaching deportivo. Tiene 18 años y hace 13 que se fue de la Argentina, pero habla y escribe español a la perfección. Juega de lateral izquierdo en el Sub 19 del club ADO Den Haag y está en el radar de la AFA. y también en el de la KNVB, la federación holandesa. Es más, ya lo citaron para las juveniles de los Países Bajos, pero una lesión le ahorró tomar una decisión incómoda. Es que él acuna sueños albicelestes.

"Nosotros vivíamos en Zelaya, un pueblito del partido de Pilar. Por entonces, mi mamá trabajaba en un country en Escobar y le propusieron venir a Holanda, un año, a trabajar para el embajador, y como se estaba divorciando de mi padre, aceptó. Mi hermano mayor y yo nos quedamos con mi abuela. Después de un año mi madre regresó y decidió llevarme con ella", le cuenta Lucas a LA NACION. Y no esconde sus emociones.

Lucas Leverland vive en Holanda y sueña con la selección.
Lucas Leverland vive en Holanda y sueña con la selección.

Nunca más volvió. De aquellos primeros años casi que solo recuerda un día: cuando lo llevaron a la Bombonera. "Al llegar a Holanda, entré directamente a la escuela y en poco tiempo estaba hablando holandés. Por un tiempo perdí el español porque me exigían que aprendiera bien el holandés, pero cuando fui creciendo mi madre empezó a hacer hincapié con el español. Tuvo razón, fue fundamental para mantener el lazo con mi familia en Argentina", relata con gratitud hacia Mirian, sí, su mamá.

Lucas habla en español con su madre, con su hermano mayor argentino, Mauro (26 años), que tiempo después también se mudó a Holanda, y con su cuñada. Con Jurjen y con su hermanito menor, de 11 años, Kyan Leverland, solo en holandés. Como con todos sus amigos, claro. "En la escuela me enseñaron inglés, alemán y francés; después del alemán, cualquier idioma es fácil", bromea Lucas.

En la casa de los Leverland no falta el mate. Ni los alfajores. Admirador del defensor Nicolás Otamendi, Lucas sigue de cerca a otro argentino que por estos días es noticia en Holanda: Nicolás Tagliafico. "Como juego en su puesto, los chicos en el club me dicen 'Nico' o 'Taglia'., y yo me divierto. Pero con mi hermano mayor tenemos previsto ir uno de estos días a una práctica de Ajax para conocerlo personalmente. Es un crack y llegó a la selección", cuenta Lucas. El pibe que sueña con algún día jugar para un país que casi no recuerda.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?