Suscriptor digital

Prohíben cinco insecticidas, entre ellos el que provocó la muerte de 34 cóndores

Ricardo Negri, presidente del Senasa
Ricardo Negri, presidente del Senasa Crédito: Senasa
(0)
9 de octubre de 2018  • 11:16

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentario (Senasa), que preside Ricardo Negri, dispuso la prohibición desde mañana para la elaboración, importación y fraccionamiento de cinco sustancias que se usan como terapéuticos en semillas de suelo. Se trata de carbofuran, carbosulfan, diazinon, aldicarb y dicofol y sus productos formulados.

La medida, publicada hoy en el Boletín Oficial, estableció, además, la prohibición de la comercialización y uso a partir de los 365 días de la entrada en vigencia de la resolución. De todos modos, la norma exceptuó de la prohibición la formulación en gránulos de carburan al 10%.

La norma busca, explicó una fuente del organismo, "tener productos menos peligrosos para el medio ambiente y su manipulación", además de avanzar en las buenas prácticas agrícolas.

También responde a estar en línea con lo que están haciendo otros países. En rigor, la resolución detalla que el carbofuran se encuentra prohibido en los países de la Unión Europea, Canadá, entre otros.

"La prohibición tiene por objeto extremar las medidas de precaución para evitar la comercialización y uso, concretando regulaciones y acciones preventivas de los productos anteriormente citados, acompañando las normas internacionales que regulan la producción, uso y comercialización de productos fitosanitarios", señaló el organismo.

Según el Senasa, ya "existe una amplia gama de productos autorizados que son igualmente eficaces (que los ahora prohibidos), cuyo manejo y utilización resulta en menor riesgo para la salud humana y el ambiente".

Cóndores

En tanto, según informó la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, que conduce Sergio Bergman, el ahora prohibido carbofuran fue la sustancia que se encontró en 34 cóndores envenedados y muertos en la localidad de Malargüe, provincia de Mendoza.

"Se realizaron análisis toxicológicos que arrojaron en el 100 % de las muestras presencia de carbofuran en buches y patas de cóndores. El mal uso de este producto por parte de algunos actores del sector agropecuario generan un daño al ambiente, provocando en este caso la muerte de los ejemplares", indicó esa cartera.

"Esta resolución que dictó hoy Senasa es el resultado de un trabajo conjunto que venimos haciendo con Agroindustria para promover mejores prácticas en el sector agropecuario, que tengan en cuenta el menor impacto posible sobre la biodiversidad y los recursos naturales. Por mejores prácticas entendemos a una serie de medidas que apuntan a distintas estrategias, una de ellas es el marco regulatorio para ir eliminando gradualmente aquellos productos que contienen distintos niveles de toxicidad e ir reemplazándolos por otros de menor impacto. Además deben complementarse con otras acciones como la concientización de los productores sobre el mal uso de este tipo de tóxicos y el modo en que afectan a la biodiversidad", explicó Diego Moreno, secretario de Política Ambiental en Recursos Naturales.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?