Un agente de la Policía Federal, que manejaba un Uber, mató a un ladrón que intentó robarle

La esquina, de Formosa y Salala, el lugar donde el delincuente chocó contra un poste de luz.
La esquina, de Formosa y Salala, el lugar donde el delincuente chocó contra un poste de luz. Crédito: Google Maps
(0)
9 de octubre de 2018  • 12:07

Un agente de la Policía Federal mató a un ladrón que intentó robarle en Lomas del Mirador, en La Matanza. El hecho sucedió cuando el policía se encontraba de franco de servicio y trabajando como conductor de la plataforma Uber.

Según informaron fuentes del caso, el delincuente solicitó el viaje y cuando estaban por llegar a destino intentó robarle al chofer. El agente Federal se bajó del vehículo y disparó dos veces.

Fuentes policiales explicaron que anoche el supuesto ladrón, identificado como Felix Andrés Restaino, de 24 años, solicitó un servicio de Uber para que lo pasara a buscar por Lomas del Mirador, en La Matanza.

El chofer era el agente Claudio Bulacio, que se encontraba franco de servicio y que en sus horas libres trabajaba como conductor de Uber. En la fuerza de seguridad cumple tareas en la Delegación Morón.

Restaino cuando vio llegar el Volkswagen Fox gris conducido por Bulacio se subió en asiento del acompañante.

Según informaron fuentes de la investigación, el viaje se hizo con normalidad hasta algunos metros previos al destino, cuando Restaino le dijo: "Dejame acá", desenfundó un cuchillo y le exigió al chofer el dinero de la recaudación, el teléfono celular y otras pertenencias.

El delincuente amenazaba a Bulacio con clavarle el filo si no lo daba lo que le exigía. El agente policial cargaba con una pistola Browning 9 milímetros, su arma reglamentaria.

Mientras era amenazado, Bulacio apretó el freno y rápidamente, según declaró, se bajó del vehículo y disparó dos veces. Uno de los balazos impactó en la nuca del presunto ladrón y el otro explotó en el vidrio de la puerta trasera. Restaino, en un estado de inconsciencia, tomó el volante del VW Fox e intentó huir. Pero unos metros más adelante se estrelló contra un poste de luz, donde murió en el acto.

Tras un llamada al número de emergencias 911 de los vecinos llegó la policía. Allí estaba el uniformado explicando lo que había pasado. Según fuentes policiales, a Restaino se le incautó "el arma blanca utilizada para cometer el hecho", un elemento para aspirar pasta base y un envoltorio que contenía esa droga. Además, agregaron que el sospechoso contaba con antecedentes por robo y encubrimiento agravado.

Sin embargo, según explicaron fuentes de la investigación, se esperan los peritajes porque hay un entredicho entre la declaración del agente Federal y en cómo se encontró el cuerpo de Restaino. Lo que a los investigadores no les convence, todavía, es que Bulacio declaró que efectuó los disparos ni bien se bajó, pero el cuerpo de Restaino se encontró en el asiento del conductor. Además, las dos vainas servidas se encontraron a 15 metros de donde chocó el Fox. "Esperamos los peritajes para poder reconstruir bien lo que pasó y mañana Bulacio irá a declarar de vuelta", confió una fuente del caso.

En el lugar del hecho se incautaron dos vainas servidas y el arma del efectivo con fines periciales. La causa quedó a cargo del fiscal Claudio Fornaro de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Homicidios del Departamento Judicial de La Matanza. El agente judicial dispuso que el efectivo continué en libertad.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.