China asegura que el presidente de Interpol está "bajo vigilancia" por aceptar sobornos

Desde el Partido Comunista indicaron que la investigación es "muy oportuna"
Desde el Partido Comunista indicaron que la investigación es "muy oportuna" Fuente: AP
(0)
9 de octubre de 2018  • 12:50

PEKÍN.- Luego de estar desaparecido por más de una semana y después de que su mujer denunciara que no tenía novedades suyas desde hacía incluso más tiempo, el domingo pasado se tuvo la primera noticia del chino Meng Hongwei, presidente de Interpol, a quien "se lo tragó la tierra" ni bien aterrizó en su país natal.

Ese día, desde el organismo aseguraron haber recibido la carta de renuncia de Meng pese a que él seguía sin aparecer. Apenas antes, el gobierno de China había informado que el titular estaba siendo investigado por sus autoridades.

Ayer, China confirmó que está "bajo vigilancia" y que aceptaba sobornos. Por eso, y otros delitos, Meng (que también es viceministro de seguridad pública en China) está bajo la lupa de las autoridades del Partido Comunista.

"La investigación contra Meng Hongwei por aceptar sobornos y presuntas violaciones de la ley es muy oportuna, absolutamente correcta y bastante sensata", afirmó el Ministerio de Seguridad Pública en un comunicado.

Asimismo, indicó que también castigará a las personas que aceptaron sobornos junto a Meng. "La investigación contra Meng Hongwei demuestra por completo que no hay privilegios ni excepciones ante la ley y que todo el que viole la ley debe ser duramente castigado", agregó.

Meng, de 64 años, se convirtió en presidente de Interpol a fines de 2016, en el marco de un mayor esfuerzo por parte de China para lograr puestos de liderazgo en organizaciones internacionales, lo que generó preocupación por parte de grupos de derechos que indicaron que Pekín podría aprovechar el cargo para perseguir a disidentes en el extranjero.

La desaparición de funcionarios chinos de alto rango está normalmente vinculada con causas de corrupción u otras violaciones de las normas disciplinarias del Partido Comunista. Los sospechosos suelen ser llevados a un lugar secreto bajo arresto domiciliario y en la mayoría de los casos no tienen contacto con sus familias.

Por su parte, la Justicia francesa en Lyon, sede de Interpol, inició una causa por la desaparición de Meng. Su esposa fue colocada bajo custodia policial tras reportar amenazas a través de las redes sociales y por teléfono.

Con 192 países miembros, Interpol es la mayor organización policial internacional del mundo, que entre otras cuestiones intercambia información sobre personas buscadas.

Agencias Reuters y AFP

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.