Suscriptor digital

¿Y si soy hipertenso?

Dr. Daniel López Rosetti
(0)
9 de octubre de 2018  • 18:36

Este no es un tema menor. Estadísticamente hablando me animaría a estimar que una de cada tres personas que lean este artículo tienen presión alta y la mitad de ellos no lo sabe. Para agregar un dato más de interés, muchos de los que sí se encuentran en tratamiento, probablemente un porcentual próximo al 50%, no cuentan con controles adecuados de su cuadro de hipertensión arterial.

¿Cuándo fue la última vez que controlaste tu presión?

El motivo por el cual tantos millones de personas en nuestro país no saben que son hipertensas es muy simple: no se controlan la presión arterial. Algo tan sencillo como ir a la farmacia de la esquina y decir "vengo a tomarme la presión por favor", eso no lo hacen.

Nuestro corazón late aproximadamente un promedio de 60 a 70 veces por minuto, es decir unas 4000 o 5000 veces por hora, aproximadamente unos 100.000 latidos por día, aproximadamente 3 millones de latidos por mes, 36 millones de latidos por año, o aproximadamente 360 millones de latidos cada 10 años de vida, saquemos las cuentas. Resulta claro, el corazón trabaja mucho. Y efectivamente cualquier persona que presente aunque más no sea un aumento leve en sus valores de presión arterial obligará al corazón a empujar sangre a una presión arterial millones y millones de veces, es decir una vez por cada latido, durante el lapso de nuestra vida. Dicho de otro modo en cada latido del corazón deberá esforzarse aunque sea muy muy poco más, lo que sucede es que ese muy muy poco más se multiplica por 36 millones de veces por año. Esto, ya usted se dará cuenta, es un importante esfuerzo. La presión arterial es uno de los principales "factores de riesgo", que determinan nuestra salud. Es por ello que resulta muy importante algo tan simple como ir a la farmacia y tomarse la presión arterial. El control de la presión arterial está incluido en cualquier rutina de examen médico por lo cual con solo poner un mínimo de voluntad podremos saber si nuestros valores de presión arterial se encuentran aumentados.

¿Cuándo somos hipertensos?

Quiero aclarar que ese diagnóstico corresponde al médico de cabecera que trate al paciente, pues es él quien puede adecuadamente medir los valores de presión arterial y realizar un diagnóstico adecuado. Dicho esto debemos señalar que la presión arterial debe tomarse en determinadas condiciones. Esto es la persona debe estar sentada por al menos cinco minutos efectuando reposo antes de controlarse la presión y no debería fumar al menos una hora antes de controlarse la presión ya que el cigarrillo modifica al alza los valores de presión arterial. Lo mismo sucede con el exceso de café que debería evitarse al menos dos o tres horas antes de controlar la presión arterial. Cumplidas estas precauciones ya podemos tomarnos la presión arterial.

En términos generales si el valor de presión arterial máxima es 140 mmHg o más y/o la presión arterial mínima es de 90 mmHg o más y estos valores se registran en dos o tres controles de presión realizados en distintos días y en distintos horarios podemos afirmar que es muy probable que el paciente presente un diagnóstico de hipertensión arterial. Como he comentado el diagnóstico corresponde ser realizado por el médico tratante, pero el simple control de presión arterial en cualquier farmacia, por personal idóneo y realizado por cualquier equipo o aparato de presión arterial de buena calidad permite presumir el diagnóstico de hipertensión. Si usted presenta estos valores de presión arterial es momento de realizar, sin prisa y sin pausa, una consulta médica disciplinada para que sea el médico tratante el que realice el diagnóstico de hipertensión y eventualmente cualquier otro diagnóstico de salud.

Si es que soy tan cuidadoso en asignar un número exacto que divide a las personas con presión arterial normal de aquellas que presenta un cuadro de hipertensión arterial, es porque puede haber variantes individuales que deban ser consideradas por el médico tratante. Sin embargo, y en principio, lo que acabamos de decir es correcto.

El título de esta columna es ¿y qué pasa si soy hipertenso?, pues bien la respuesta es muy simple, se puede iniciar un tratamiento que controla esos valores de presión arterial y en consecuencia disminuye ese factor de riesgo que como ya hemos dicho resulta ser uno de los principales que condiciona nuestro estado de salud produciendo complicaciones en la función cardíaca y en la función cerebral.

Como hemos visto, resulta verdaderamente simple no encontrarse entre esas millones de personas que desconocen presentar valores de presión elevados, cuide su corazón y su cerebro, ellos se lo agradecerán.

Y como siempre digo, ante cualquier duda consulte a su médico de cabecera.

Hasta la próxima.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?