Macri se plantó como garante de la lucha contra la corrupción

Macri habló brevemente delante de los jueces de la Corte, de un tema sensible como la lucha contra la corrupción
Macri habló brevemente delante de los jueces de la Corte, de un tema sensible como la lucha contra la corrupción Crédito: Silvana Colombo
En plena tensión con Carrió, buscó dar un mensaje de apoyo a la transparencia; lo hizo ante los jueces de la Corte, en la apertura de un evento internacional de magistrados
Jaime Rosemberg
(0)
10 de octubre de 2018  

Llegaron juntos y sonrientes al escenario principal, mientras el selecto auditorio los esperaba en silencio. El anfitrión repitió su gesto de amabilidad un rato después, cuando acompañó al primer mandatario hasta la salida del salón.

Entre sonrisas y en un clima distendido, el presidente Mauricio Macri y el flamante titular de la Corte Suprema Carlos Rosenkrantz compartieron ayer por la mañana la conferencia del J-20, que nuclea a los integrantes de los altos tribunales de los países del G-20 , en el coqueto Hotel Alvear Icon, de Puerto Madero .

Fue el debut público de Rosenkrantz como presidente de la Corte Suprema, luego de asumir en lugar de Ricardo Lorenzetti a principios de este mes. Rodeado de jueces y parte de su gabinete, Macri afirmó que "la transparencia y el Estado de Derecho son pilares que ponen a la gente en el centro de la agenda".

"Estamos fuertemente comprometidos con la institucionalidad y la transparencia, fortaleciendo la lucha contra la corrupción y la impunidad, como ya lo estamos haciendo", dijo el Presidente.

Aún resuenan en el Gobierno los ecos del enojo de Elisa Carrió , la líder de la CC-ARI, quien había afirmado que un sector del Gobierno "trabaja para la impunidad" luego del desplazamiento de tres funcionarios de la AFIP y declaraciones del ministro de Justicia, Germán Garavano , en contra de los "expresidentes presos" que merecieron su repudio y la amenaza de un juicio político en su contra.

Las palabras del Presidente van en línea con la visión oficial que describe al primer mandatario como "garante de la institucionalidad y la lucha contra la corrupción", expresada primero en voz baja, luego en la boca de miembros del gabinete.

"Mauricio está liderando este proceso", dijo ayer el ministro de Justicia, Germán Garavano, uno de quienes acompañó al Presidente en su encuentro con la Corte Suprema.

"Este gobierno de Cambiemos y el Presidente garantizan que no haya impunidad", agregó su par de Seguridad, Patricia Bullrich, en una conferencia de prensa conjunta posterior a la reunión de gabinete.

En el Hotel Alvear, y en poco menos de cinco minutos de discurso, el Presidente había enumerado las iniciativas judiciales impulsadas durante su mandato "para que la Justicia sea igual para todos, sin privilegios".

Enumeró, teleprompter mediante, la promovida ley de extinción de dominio, la ley de flagrancia para delitos y la ley del arrepentido, que forma parte de las herramientas que utiliza el juez Claudio Bonadio en la denominada causa de los cuadernos, en los que están implicados miembros del kirchnerismo y altos hombres de empresa, entre ellos familiares del propio presidente.

Lo escuchaban, además de Rosenkrantz, los demás miembros de la Corte: Horacio Rosatti, Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti y Elena Highton.

También estaban, entre otros, los jueces federales Daniel Rafecas, Sebastián Casanello y Marcelo Martínez de Giorgi.

Ubicado lejos del Presidente (que se sentó y conversó animadamente con Rosatti y Rosenkrantz antes de hablar), Lorenzetti se mantuvo en silencio y casi sin hablar con sus pares, aunque sí participó de una reunión previa de Macri con el ex primer ministro francés Laurent Fabius. Se percibía allí un clima tenso entre los integrantes de la Corte, que se había iniciado con una resolución de Rosenkrantz por el "vaciamiento" de la Secretaría de Comunicación de la Corte y que más tarde sumaría un nuevo capítulo con la furibunda respuesta de Lorenzetti (ver aparte).

Ya con el Presidente rumbo a su reunión de gabinete, Rosenkrantz dio el discurso de apertura del J-20. Enfatizó en la "imparcialidad e independencia" como "virtudes cardinales" de los jueces, y dijo que esas virtudes "no se satisfacen meramente con la independencia de otros poderes, o de quienes concentran poderes económicos o sectoriales en la comunidad (...) se nos exigen por sobre todo independencia de nuestras propias convicciones ideológicas y políticas".

Rosenkrantz aceptó las críticas al afirman que "los jueces estamos sometidos a quienes creen que no tenemos legitimidad por no ser elegidos por el voto popular". Y afirmó que un juez "debe juzgar con las reglas de la comunidad".

Al terminar su discurso, llegó la sorpresa final, cuando Highton le arrebató el micrófono para enviar "un saludo a todas las mujeres, también a los hombres, pero por sobre todo a las mujeres presentes". La interrupción fue el comentario de los jueces que partieron rumbo al CCK para continuar con la conferencia.

¿Cómo quedará el entredicho entre Macri y la líder de la CC-ARI? Un acto con anuncios para las pymes por parte del ministro de Producción, Dante Sica, previsto para mañana en el CCK, puede ser el punto de encuentro público entre ambos luego de los chispazos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.