Suscriptor digital

La oficina contra el delito de la ONU certificó las estadísticas argentinas

Patricia Bullrich, ministra de Seguridad: "Es una herramienta que nos sirve para tomar decisiones en las políticas públicas de seguridad. Ahora podemos seguir de cerca variaciones de homicidios y robos en todas las provincias"
Patricia Bullrich, ministra de Seguridad: "Es una herramienta que nos sirve para tomar decisiones en las políticas públicas de seguridad. Ahora podemos seguir de cerca variaciones de homicidios y robos en todas las provincias" Fuente: Archivo - Crédito: Rodrigo Néspolo / LA NACION
Los técnicos internacionales calificaron por primera vez con el mayor puntaje las bases de datos criminales
Daniel Gallo
(0)
10 de octubre de 2018  

Las estadísticas criminales generaron polémicas en los últimos años, especialmente con el apagón informativo que se dio en el final del gobierno kirchnerista. Se habló de sensaciones cuando el delito entregaba señales claras de crecimiento. La discusión también fue intensa, incluso, entre los encargados de la seguridad pública de los diferentes distritos. A menudo ministros provinciales señalaban a colegas por supuestos manejos poco claros de los datos para mejorar sus resultados en la comparación nacional. "Hay que buscar un actor externo para despejar las dudas", pensó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich . Se pidió entonces la participación de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito para que evaluase al sistema argentino tras la reconstrucción de las bases de datos. Y tras varios meses de inspecciones la ONU entregó el certificado más alto de calidad .

Hasta septiembre de 2021 los datos argentinos serán considerados por la ONU entre los de mayor confiabilidad, una evaluación positiva que no fue alcanzada por otros países de la región, según comentaron en el Ministerio de Seguridad de la Nación. La Argentina se comprometió a seguir la hoja de ruta trazada por los técnicos de la ONU durante el ciclo de tres años avalado por la certificación internacional con el grado A.

"La estadística es una herramienta que nos sirve para tomar decisiones en las políticas públicas de seguridad. Ahora podemos seguir de cerca las variaciones de homicidios y robos en todas las provincias", explicó Bullrich.

Los datos oficiales fueron reconstruidos por Enrique Thomas, secretario de Gestión Federal, y Mariela Budiño, subsecretaria de Estadística Criminal del Ministerio de Seguridad de la Nación. Esos funcionarios llevaron adelante el proceso de certificación con el organismo internacional, cuyos técnicos analizaron 1.438.190 registros correspondientes a las 24 bases de datos provinciales. Al poner en práctica las recomendaciones de los veedores internacionales se pasó de la calificación C obtenida en agosto de 2017 a la A, aprobada el 28 de septiembre pasado.

Uno de los requisitos exigidos por la ONU para alcanzar una positiva evaluación del sistema local fue la periodicidad de la información pública y su accesibilidad constante para investigadores de ONG locales y universidades.

En ese aspecto, en junio de este año se presentó el registro de datos vinculados con 2017. Esa información oficial determinó que se cometieron en el país 1.493.173 delitos, con una tasa de 3391 cada 100.000 habitantes. Los homicidios dolosos tuvieron un descenso con relación a 2016 y se ubicaron con una tasa de 5,2 cada 100.000 habitantes, mientras que los robos registraron una tasa de 920 cada 100.000 habitantes.

Un sistema de alerta

Más allá de esa información pública que será reflejada con informaciones anuales, en el Ministerio de Seguridad cuentan con cortes estadísticos mensuales que permiten rápidas visualizaciones sobre lo que ocurre en los distritos y, en consecuencia, se cuenta con una herramienta que da alertas sobre anormalidades. Esos datos fueron compartidos en una reunión reservada de ministros provinciales en el Consejo de Seguridad Interior, que se desarrolló el jueves pasado en la ciudad de Buenos Aires.

Esa información permitió observar una importante disminución de los homicidios en la villa 1-11-14, que en los últimos años se había transformado en uno de los focos de mayor violencia en la ciudad y que hoy registraría solo dos homicidios durante este año.

Para los funcionarios nacionales se pudo establecer una curva descendente de casos de homicidios con la intervención específica de fuerzas de "pacificación" en algunos territorios cuyas estadísticas los señalaban como los más violentos de nuestro país. Quienes conocen esos datos estadísticos afirman, además, que aún no se pudo revertir la tendencia de robos en igual proporción al descenso visualizado en casos de muertes violentas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?