Suscriptor digital
srcset

The Romanoffs, la nueva apuesta del creador de Mad Men

Marcelo Pavazza
(0)
10 de octubre de 2018  

En la introducción de su monumental Los Románov 1613-1918 (Crítica, 2016), el historiador y escritor británico Simon Sebag Montefiore informa que 20 monarcas de dicha dinastía reinaron en Rusia durante 304 años, desde 1613 hasta el derrocamiento de la monarquía zarista por la Revolución de 1917. También afirma que los Románov "se han convertido en la definición misma no solo de dinastía y magnificencia, sino también de despotismo, hasta el punto de constituir una parábola de la locura y la arrogancia del poder absoluto. Ninguna otra dinastía, excepto la de los Césares romanos, ocupa un lugar semejante en la imaginación de la gente y en la cultura popular".

Cuando se supo que el próximo proyecto televisivo de Matthew Weiner tras el final de Mad Men en 2015 llevaría como título The Romanoffs, enseguida se pensó que el hombre que durante siete temporadas narró de modo magistral la suerte de un puñado de creativos -tan exitosos como infelices- de una agencia de publicidad de Manhattan, esta vez mudaba sus planteos existenciales a un (otro) drama de época, ahora para retratar el auge y la caída de la célebre dinastía derrocada por los bolcheviques en 1917. Pero no, Weiner jugó con una idea que entronca directamente con un momento de la historia actual en la que, según él, "las personas buscan una conexión cercana con sus raíces y algún tipo de revelación sobre quiénes son". En ese juego de espejos y de búsqueda de identidad familiar, imaginó a un grupo de personas de este tiempo, y desperdigadas por el mundo, que están conectadas entre sí y son o creen ser descendientes de la dinastía. La misma que, siguiendo las señales descriptas por Montefiore en la cita de más arriba, tuvo características que la hacen irresistible para un guionista y showrunner como Weiner, experto desde su primer trabajo trascendente en televisión (nada menos que como escritor y productor de Los Soprano) en contar historias donde sobresale una visión clara sobre la naturaleza humana.

La serie debutará el 12 de octubre en la pantalla de Amazon Prime Video y tiene, además de un impresionante despliegue de producción -Amazon gastó US$70 millones para una temporada de ocho capítulos-, un casting numeroso y multiestelar. Los episodios son independientes entre sí, transcurren en siete países repartidos en tres continentes y el elenco reúne una treintena de nombres, entre ellos las estrellas de cine Isabelle Huppert, Diane Lane y Aaron Eckhart; John Slattery y Christina Hendricks (ambos de Mad Men), Amanda Peet, Paul Reiser (el inolvidable Paul de Mad About You), Corey Stoll (Peter Russo en House of Cards) y Noah Wyle ( ER, Falling Skies). Weiner ha dicho que la razón por la que eligió a los Románov (el Romanoffs del título refiere a la pronunciación que deriva del uso coloquial del apellido) descansa en que "en una era en la que tenemos redes sociales y teóricamente estamos todos conectados, realmente parecemos más separados que nunca. Y me encanta esa idea de que estos personajes creen que son, independientemente de si es así o no, descendientes de esta última familia autócrata que es parte de una de las historias de asesinato más famosas de todos los tiempos. Además, me gusta la idea de hablar de naturaleza versus crianza, lo que tienen en común (los Románov) y lo que queda de una gran herencia".

Se sabe: el hombre es uno de los protagonistas de la revolución creativa que llegó con la llamada tercera era dorada de la TV y en su obra consagratoria (ganadora de 16 Emmy y 5 Golden Globes, por nombrar solo algunos de los premios que obtuvo Mad Men) logró que cada capítulo, al decir del crítico Brett Martin, " actuara como una película semanal independiente". Y aunque en The Romanoffs la cosa pinta diferente desde el tono (el tráiler es más un despliegue de personajes atrapados en el medio de una frase que un sembradero de pistas concretas, pero aun en su brevedad deja entrever que la serie acaso sea menos sombría y más juguetona que su gloriosa predecesora), algo en el aire indica que el Weiner, que nos deslumbró con aquella tragedia moderna ambientada en los 60 y envuelta en un estilo narrativo que cambió para siempre la televisión, está en plena forma.

Hay equipo

Hay mucho Mad Men en The Romanoffs. Al padre de la criatura (que también produce, escribe y dirige) se le sumaron el productor ejecutivo y escritor Semi Chellas y varias de las cabezas creativas que trabajaron con él en su obra maestra. También es así en la fotografía, diseño de vestuario y producción, peluquería, maquillaje y equipo de casting. "Es un honor trabajar con estos narradores y colaboradores excepcionales. Todos son maravillosos artistas con una visión increíble", dijo Weiner.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?