Suscriptor digital

Macri: "Sé lo que duelen los aumentos, pero la energía hay que pagarla"

Fuente: AFP - Crédito: Eitan Abramovich
(0)
10 de octubre de 2018  • 12:35

El presidente Mauricio Macri aprovechó su recorrida por Olavarría para defender los recientes aumentos de gas, que despertaron duras réplicas de la oposición y hasta del propio radicalismo, socio de la coalición Cambiemos .

"Soy el primero en entender lo que significa y lo que cuesta, pasar de que te dijeran que la energía no costaba nada y asumir que ahora cuesta y que hay que pagarla. La postura (del gobierno anterior) hizo que nos quedáramos sin energía", dijo el Presidente a radio M, de esa localidad bonaerense, a la que el Presidente llegó con la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, y el titular de Anses, Emilio Basavilbaso. Los recibió allí el intendente Ezequiel Galli.

Macri, en Radio M: "La energía hay que pagarla" - Fuente: Twtiter @emiliomoriones

00:31
Video

"Siento que estamos estabilizando la cosa, pero hay que terminar de entender que no podemos seguir viviendo de prestado", afirmó el primer mandatario, y volvió a acusar al kirchnerismo de dejar "un armario lleno de deudas e hipotecas". Con tono de campaña, y en cuarenta minutos de charla, comparó la política económica del gobierno anterior con "una borrachera, cuando te levantás al otro día te duele la cabeza".

De vuelta en relación a los aumentos de gas, contó que empresarios españoles lo habían consultado sobre la reacción social ante los aumentos. "Me preguntaban.¿Como no sospechaban los argentinos que la energía había que pagarla? En España es carísima", graficó.

"Cada tormenta que superamos como sociedad, somos una mejor sociedad", reiteró el Presidente con tono optimista. Y afirmó que lo desvela "cumplir con las cosas que prometemos", en momentos críticos para el economía.

En la larga entrevista, efectuada luego de visitar un centro de jubilados y los stands del programa El Estado en tu Barrio, Macri se permitió contar parte de su rutina diaria: afirmó que se levanta "siete menos cuarto de la mañana" y que su adicción a las series de Netflix "me mata la lectura". También retó a sus entrevistadores, porque el estudio de grabación estaba muy frío. "¿Lo pusiste a 24 grados, no? je je", desafió.

"Estamos dando debates duros, difíciles, pero podemos hacer las cosas bien, de forma distinta", dijo el Presidente, antes de continuar su agenda diaria y llegar después del mediodía a la Casa Rosada.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?