Suscriptor digital

Argentina no necesitó brillar para golear por 4-0 a Irak en Arabia Saudita

Acuña abraza a Lautaro Martínez, que cabeceó al gol el centro de su excompañero en Racing. Fue el tanto que abrió la goleada argentina.
Acuña abraza a Lautaro Martínez, que cabeceó al gol el centro de su excompañero en Racing. Fue el tanto que abrió la goleada argentina. Fuente: Reuters
Fernando Vergara
(0)
10 de octubre de 2018  • 23:49

Goleada de la selección argentina en su primer amistoso en Arabia Saudita: con tantos de Lautaro Martínez, Roberto Pereyra, Germán Pezzella y Franco Cervi, el equipo de Lionel Scaloni venció a Irak 4-0 en el estadio Príncipe Faisal bin Fahd de Riad.

Lautaro Martínez, uno de los más destacados del encuentro, tardó apenas 48 minutos en anotar su primer gol con la camiseta albiceleste: 31 ante España y 17 contra Irak. Su ex socio en Racing, Marcos Acuña, envió un centro desde la izquierda y el atacante conectó de cabeza. Fue una de las sociedades más productivas en un cruce sin equivalencias, contra un rival menor.

Al entrenador, claro, el partido le sirvió para ver nuevos jugadores y a un equipo comprometido con la idea de presionar hacia delante los 90 minutos. Por ejemplo, en Arabia Saudita tuvo su estreno en la selección mayor Rodrigo De Paul. También entró Roberto Pereyra, que consiguió su primer gol en su partido número 11. Diferente fue el panorama para Paulo Dybala, que en su encuentro número 15 todavía no pudo celebrar un tanto: esta vez jugó los 90 minutos.

Otro punto a resaltar fue el regreso al arco de Sergio Romero después de 198 días. Chiquito se lesionó en el amistoso ante España que la Argentina perdió 6-1 y lo marginó del Mundial de Rusia 2018.

De Paul, uno de los debutantes en la selección.
De Paul, uno de los debutantes en la selección. Fuente: Reuters

Sin muchas ideas de parte de Irak, el equipo de Scaloni logró que desde el inicio se jugara en terreno adversario. El control fue siempre argentino. Cerca del final del partido, Eduardo Salvio peinó en el primer palo un córner y Germán Pezzella llegó por detrás para cabecear y marcar el tercero. Un par de minutos después, otro ingresado, Franco Cervi, entró al área con velocidad y definió de zurda. Fue el gol del definitivo 4-0. Con otra particularidad: también ellos marcaron por primera vez con la camiseta celeste y blanca.

En la cabeza de Scaloni ya está el próximo encuentro, ante Brasil, el martes 16. Se aguardan varias modificaciones para una nueva edición del clásico sudamericano.

Los goles

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?