Suscriptor digital

Turistas go home

Antiviajero
Antiviajero LA NACION
Fuente: Lugares - Crédito: Antiviajero
(0)
10 de octubre de 2018  • 18:59

Mhmm, me temo que mi pasión antiviajera está sumando adeptos. El tema es que no son fieles convencidos del sedentarismo doméstico que yo profeso, sino turistas de pura cepa, hartos de las delicias burocráticas de esta industria de naturaleza itinerante. Que no es lo mismo, si bien de todas maneras terminan engrosando las filas de mi club.

La mayoría son extranjeros. Llegan atraídos por las beldades del Norte y el Sur y lo que más acaban conociendo es Ezeiza y Aeroparque que cierran por una huelga inesperada, una niebla excesiva o un piquete que les hace perder el vuelo en conexión, cuando ni lograron entender cómo es que hay dos aeropuertos.

Me escribe una lectora para contarme que en su último viaje a El Calafate notó cómo los guías hablaban de pigeons (palomas) por "pichones de pingüino" o icing (cobertura de repostería) por la mole helada que tenía delante de sus ojos. Si a eso sumamos la diferencia de tarifas, promovida no sólo por hoteles sino por entidades estatales con Parques Nacionales, algún que otro "pickpocket", esos ladronzuelos que producimos cada vez a mayor escala, lo cierto es que mi correo se está convirtiendo en un paño de lágrimas. Justo yo que detesto viajar me encuentro en la obligación de consolar a quienes les abren las maletas en los aeropuertos, pierden los vuelos o no entienden ni jota de glaciología en el patagonian english que cunde por esas latitudes. Sabrán disculpar, mi humilde consejo es siempre el mismo. Go home! Y hagan zapping, que en el cable dan de todo.

Si quiere enviarle un mensaje al antiviajero escriba a lugares@revistalugares.com.ar con asunto: Antiviajero.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?