El lado más íntimo de Armani: de los posteos en Instagram de su mujer al fervor religioso que adoptó en Colombia

Armani y su esposa Daniela Rendon se conocieron en Colombia y están juntos desde 2011
Armani y su esposa Daniela Rendon se conocieron en Colombia y están juntos desde 2011
Cristian Grosso
Juan Patricio Balbi Vignolo
(0)
10 de octubre de 2018  • 23:59

IX-VII-XV One love. Esa inscripción lleva cada uno tatuada en sus antebrazos, grabada para siempre la fecha del casamiento. Se conocieron en 2011, en Medellín, y ya no se separaron. Casi subterráneo él, Daniela Rendón , su mujer, es una atractiva modelo colombiana que levanta suspiros en su cuenta en Instagram. "¿Te soy sincero? cuando la conocí era muy celoso. Pero va pasando el tiempo, uno va aprendiendo y madurando. Aunque a veces le digo: 'ojo con lo que subís, ojo la foto, tranquila.' Pero me llevo bien con su exposición mediática, me llevo bien", bromea Franco Armani en una extensa entrevista con LA NACION.

Miss Sonrisa 2006 en la región de Antioquia, a la paisa Daniela los medios argentinos la buscan tanto como a Franco. "Siempre voy a ser hincha del equipo donde esté tapando mi marido", respondió cuando Rusia 2018 podía abrirle una disyuntiva entre la Argentina y Colombia. Antes de los partidos, Franco la llama por teléfono, oran juntos e intercambian citas bíblicas.

Ver esta publicación en Instagram

Disfrutando cada instante con mi compañera de vida[R][R][R]

Una publicación compartida de Franco Armani (@francoarmani34) el

-¿Cómo sos en tu casa?

-Tranquilo. Amable con ella, porque Daniela siempre está a mi lado, brindándome lo mejor, su amor, y acompañándome. Estamos en planes de ampliar la familia, ya estamos buscando niños y, ojalá, Dios quiera que vengan pronto.

-Frecuentemente citás a Dios. ¿Siempre fuiste tan religioso?

-No, nació en Colombia, cuando me lesioné la rodilla. En la familia de mi señora son todos cristianos, muy creyentes. Entonces en esos tiempos tan difíciles, mi esposa me acercó a una Iglesia cristiana evangélica; conocí a Dios en ese momento y me ha ayudado mucho. Iba a misa los miércoles y los sábados. Las cosas han cambiado muchísimo desde entonces. De ahí en adelante fueron todas alegrías y por eso le agradezco siempre a Dios, porque es él el que me está dando todas estas alegrías, más allá de las condiciones de uno y del esfuerzo del día a día. Tengo que estar muy agradecido con Dios porque es él quien me da cada una de las cosas que estoy viviendo.

Ver esta publicación en Instagram

[R]... [R][R] Siempre de la mano de Dios[R][R] [R][R][R]

Una publicación compartida de Franco Armani (@francoarmani34) el

-¿Vas a misa en la Argentina?

-Todavía no encontré el lugar. He hablado con un pastor de la Iglesia Rey de Reyes que me invitó. Así que voy a ver sí, con el tiempo, empiezo a ir. Por eso, en Instagram o cuando hablo soy agradecido a Dios, siempre lo busco antes de los partidos y le imploro con un rezo. Uno siempre tiene que ir con Dios al lado.

-Colombia cambió tu carrera y tu vida.

-Estoy muy agradecido con la gente y con el Atlético Nacional por el gran cariño y el afecto que me brindaron en los ocho años que estuve con ellos. Me hicieron sentir un colombiano más. Y además formé una familia., por eso, el día de mañana, la idea es radicarnos en Medellín. Obviamente, todavía me quedan muchos años de carrera, pero allá me siento bien, a gusto, cómodo. No digo que acá no, porque tengo a toda mi familia en Casilda y este es mi país. Y en River soy feliz, pero proyectando, el día de mañana me veo con mi mujer y los hijos que vendrán en Colombia.

Ver esta publicación en Instagram

La gloria es de Dios[R][R][R][R][R][R][R] Inolvidable [R][R][R]

Una publicación compartida de Franco Armani (@francoarmani34) el

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.