Suscriptor digital

La devaluación no benefició de la misma manera a todas las economías regionales

El aumento de las exportaciones solo fue significativo en carnes y lácteos, según un informe privado
El aumento de las exportaciones solo fue significativo en carnes y lácteos, según un informe privado
Gabriela Origlia
(0)
11 de octubre de 2018  

CÓRDOBA.- En lo que va de este año hay un incremento en las exportaciones de productos de economías regionales, aunque el fenómeno no es generalizado y solo en carnes y lácteos el aumento es significativo, al superar el 30% interanual.

Es que no solo del tipo de cambio se nutren estos conglomerados productivos. Hay otros factores que inciden y que relativizan la suba del dólar . Entre esos aspectos se cuentan una cosecha previa a la devaluación, mayor dependencia del mercado de Brasil (la mejora de competitividad es más acotada), la incidencia de los insumos importados y un mix de facturación con elevada ponderación del mercado interno, costos de logística que reflejan el encarecimiento de los combustibles y las nuevas retenciones.

Un informe del economista Jorge Day, del Ieral, analiza que en las economías regionales primarias hay varias en las que ya se había cosechado antes del aumento fuerte del dólar (uvas, frutas), por lo cual no pudieron aprovechar el beneficio devaluatorio a través de mayores precios.

Otra heterogeneidad es que hay varios productos que se destinan principalmente al mercado interno, con casos en que no resulta tan fácil exportarlos. En estos últimos, la devaluación los perjudicó, porque generó una caída importante en el poder de compra.

Por ejemplo, los vinos comunes, la yerba mate y el arroz. En cuanto al grado de dependencia con Brasil, plantea que la devaluación hizo que la Argentina resultara más barata respecto de Estados Unidos, pero no tanto en relación con Brasil, que es el principal demandante de varios productos.

Efecto Brasil

A pesar de las complicaciones de Brasil , sus importaciones vienen incrementándose en lo que va del año, aunque no en forma pareja. Entre los beneficiados se cuentan manzanas, aceite de oliva y trigo, y entre los desfavorecidos están arroz, porotos y ajo. En todos estos casos, sus variaciones se explican más por cantidades exportadas, salvo en ajo, que se vendió más, pero su precio cayó significativamente (por la invasión de ajo chino). Day pone la lupa también sobre los costos de logística por la lejanía de varios centros productores de los lugares de consumo. Cuando se devaluó en 2002, estos ítems se redujeron en dólares (el gasoil bajó 40%, y algo similar pasó con la energía); en cambio, ahora el precio del combustible está liberado y subió, y el peso de la tarifa eléctrica es más alto.

Además, hay que incorporar el costo aduanero, con puertos argentinos más costosos que los de otros países.

Por supuesto, también impactan las retenciones, cuyas alícuotas son parejas para todos, salvo que están un poco más altas para los productos primarios (pagan $1 extra por dólar exportado). Hasta 2015, en cambio, la soja tenía un porcentaje mayor (35%) y también los granos (20%), mientras que era del 5% para el resto de los productos regionales, que esta vez pagarían más del 10%. "En comparación con la situación de 2015, el nuevo esquema de retenciones es relativamente menos pesado para los productos pampeanos, no así para el resto de las economías regionales", describe el economista.

Otro aspecto es que las actividades como la agropecuaria y la agroindustrial presentan brechas en tiempos muy grandes entre la fecha de compra de insumos y de materia prima y la de cobro por las ventas de sus productos.

Es decir, tienen alta necesidad de capital de trabajo. Por lo que las altas tasas de interés las afectan.

Muchas de las economías regionales están integradas por pymes con "poca fuerza para demorar pagos y adelantar cobros. Y en una recesión sufren adelantos en la exigencia de pagos y demoras en los cobros, por lo cual sus necesidades financieras se amplían y se padecen más con las altas tasas de interés".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?