Pensar que los servicios son gratis es el triunfo cultural del kirchnerismo

Joaquín Morales Solá

Columna Joaquín Morales Solá

12:30
Video
(0)
10 de octubre de 2018  • 21:15

A continuación, los principales conceptos:

  • El Gobierno no tenía opción buena en la suba del gas; o quedaba mal con la sociedad o rompía los contratos con las petroleras
  • La actualización de acuerdo al valor del dólar es de 1992, y la cumplieron todos los gobiernos, incluido el de Néstor Kirchner
  • Hay que tener algo claro: nada es gratis. O paga el ciudadano o paga el Estado. Hay que tener la conciencia de que nada es gratis. En estos años se creyó que la electricidad, el agua y el gas eran gratis
  • El 90% de los subsidios en la época del kirchnerismo abarcó a Capital Federal y al Conurbano bonaerense. El resto del país pagaba facturas mucho más altas. Ese sector subsidiado incluía a sectores medios y altos de la sociedad
  • Hubo un error de comunicación. El Gobierno no comunicó nada, se conoció la resolución porque Cristina Kirchner lo hizo saber en las redes sociales
  • La aclaración del secretario de Energía Javier Iguacel llegó tarde, la oposición ya se había nucleado. Era muy probable que el Gobierno tuviera que ceder ante el radicalismo, o ante el peronismo o tener que vetar
  • Hay un resabio de demagogia en muchos sectores de la política argentina. La Justicia tenía que decir si la ley del '92 era o no constitucional, pero no denunciar penalmente a un funcionario que estaba cumpliendo con la ley
  • Hay cierta actitud demagógica en la sociedad argentina. Es un triunfo cultural del kirchnerismo pensar que hay cosas en la vida que son gratis
  • En un contexto de malhumor social se habla de este aumento retroactivo que nadie tenía previsto.
  • Esto lo colocó al Gobierno en términos políticos y sociales en una situación sin salida que lo llevaba a una derrota política.
  • Mauricio Macri demuestra que es más dúctil y flexible que lo que fue Cristina Kirchner para no encaminarse a una derrota política
  • Este es un estado comprometido ante el FMI con déficit cero. Es poco el margen del Gobierno como para darse lujos demagógicos
  • Es evidente que la comunicación del gobierno falló, si la primera en hablar del tema es Cristina Kirchner
  • El tema de Once es el símbolo más trágico de la corrupción en la Argentina. Hoy Julio De Vido fue condenado como partícipe necesario
  • De Vido decía que dos secretarios, José López y Ricardo Jaime, reportaban directamente a los Kirchner. Esto es cierto, pero él está preso porque firmó. La justicia hubiese sido incompleta si no abarcaba a De Vido
  • Pocas veces he visto una comunidad de familiares de víctimas tan activa como los de Once. Estuvieron detrás de cada uno de los procesos judiciales, por la presión de ellos Julio de Vido estuvo sentado en el tribunal oral
  • De Vido es el primer exfuncionario kirchnerista que ya no está con prisión preventiva, sino con prisión efectiva

Ahora también en Cablevisión (19 analógico y digital, 618 HD y Flow), Telered, DirecTV, TDA, Telecentro Digital, Antina y Supercanal.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios