Suscriptor digital

Angustia y miedos sobre su futuro: lo que reflejaron los tamberos en la jornada de protesta

Los productores tamberos reclamaron por el estado complicado que atraviesa el sector
Los productores tamberos reclamaron por el estado complicado que atraviesa el sector
Mariana Reinke
(0)
12 de octubre de 2018  • 04:00

Llegó el día. Ayer eran las 10 y la jornada se presentaba fría y gris en la localidad bonaerense de General Rodríguez. Sin embargo, poco a poco, los productores lecheros se acercaban a la planta de La Serenísima para protestar por la crisis que atraviesa el sector. Antes, como parte del reclamo, otro grupo de tamberos había estado en el Mercado de Liniers, donde ingresaron más de 300 vacas lecheras para visibilizar los problemas de la actividad.

En busca de respuestas inmediatas, tamberos de partidos aledaños, Navarro, Cañuelas, San Vicente y hasta desde la provincia de Santa Fe no faltaron a la cita. Así, bajo la consigna "Por el futuro de la #Lechería", la protesta reunió a decenas de tamberos que, mediante una convocatoria pacífica, sin cortes de rutas ni arrojar un sólo litro de leche, quiso poner de relieve su problemática.

Al unísono, en Trenque Lauquen se repetía el reclamo frente a otra usina láctea que tiene la empresa. En este momento, para los productores, el trabajo que realizan va a pérdidas: por litro de leche "se pierde entre un peso con cincuenta y dos pesos", según contó a LA NACION Horacio Salaverri, expresidente de Carbap, presente no solo como dirigente sino también como productor. "Queremos visibilizar la situación compleja que viven los tamberos", dijo.

Para los tamberos, hay factores que hacen que el sector tenga enormes dificultades de sobrellevar, como la devaluación con insumos que se incrementaron de manera exponencial, los plazos de pagos de entre 30 y 60 días y por los impuestos que se llevan gran parte de lo producido, entre otros.

"Yendo a lo más profundo de la cuestión, lo que nos preocupa es la falta de previsibilidad hacia el futuro de una actividad no rentable y también donde sin una institucionalización de mercado no hay transparencia", explicó Salaverri.

Gustavo Blanco es de Carmen de Areco, su tambo "Don Iginio", que tiene 11 años, tiene 300 vacas en ordeñe. Para el productor, la lechería se convirtió en una pasión. "Es la única forma de entender por qué seguimos en esta lucha, porque hace un par de años que la peleamos contra viento y marea, sin cesar", contó. Y agregó: "Es la actividad más sacrificada y que más arraiga en el campo a las familias. Tambo que se cierra son cinco familias que se vuelven sin trabajo al conurbano".

Pero el verdadero perjuicio del Estado a la actividad es otro. Con la consigna de que "la plata está en la cadena" del sector, indicaron que tienen "un socio que no pone nada (por el Estado)" y se lleva entre un 42% y un 45% en impuestos.

En esta línea, para el presidente de la Asociación de Productores de Leche (APL), Raúl Catta, a corto plazo, el Estado debe equilibrar la carga impositiva para que el productor tenga un precio remunerativo.

Según datos del Observatorio de la Cadena Láctea (Ocla), desde diciembre de 2015 a agosto pasado se perdieron entre la producción y la industria, por diversos factores, unos 23.000 millones de pesos. Para Fernando Córdoba, presidente de la Mesa de Productores Lecheros de Santa Fe (Meprolsafe), "de ese monto perdido, 22 mil millones es de los productores".

Por este motivo y otros, Córdoba no quiso estar ausente y vino desde su provincia a acompañar. "Quisimos estar personalmente en este reclamo, necesitamos que el Estado deje de ser un mero observador de la relación tambo-industria y sea un árbitro para regular las fuerzas", señaló.

Catta planteó que existe un camino difícil para adelante, porque al ser tomadores de precios, los productores se ven en la imposibilidad de transferir los costos al valor del litro de leche. "El precio viene puesto de antemano y nosotros lo tenemos que aceptar porque no tenemos fuerza de comercialización. Hay abuso de posición dominante y el Gobierno no está analizando seriamente este problema y tira la pelota afuera".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?