Dos ministros de Vidal ratificaron la realización de obras clave en el Río Salado

Una de las máquinas que trabajó en la etapa 1A del tramo IV
Una de las máquinas que trabajó en la etapa 1A del tramo IV Crédito: Infraestructura BA
Fernando Bertello
(0)
11 de octubre de 2018  • 17:34

Dos ministros de la gobernadora María Eugenia Vidal ratificaron las obras hídricas del tramo IV del plan Maestro de la Cuenca del Río Salado, claves para la producción agropecuaria en esa región y que el gobierno bonaerense estima permitirán recuperar 1,8 millones de hectáreas. Además, confirmaron un plan para la reparación de 12.000 kilómetros de caminos rurales.

En medio de los recortes presupuestarios a nivel nacional y el impacto en la provincia, en las últimas semanas se había instalado una inquietud entre algunos ruralistas por el futuro de esa obra contra inundaciones que demandará una inversión actualizada por $14.430 millones. Sin embargo, los ministros de Agroindustria de la provincia de Buenos Aires, Leonardo Sarquís, y de Infraestructura, Roberto Gigante, ratificaron que no habrá alteraciones en el programa.

El tramo IV de ese plan, que comprende 212 kilómetros entre el Arroyo Las Flores y Bragado, es considerada la etapa más importante del plan. Para comparar, mientras las etapas 1, 2 y 3 de obras demandaron un movimiento de tierra de 85 millones de metros cúbicos, para el tramo IV esa cifra se estira a los 100 millones de metros cúbicos.

Con más de 170.000 kilómetros cuadrados, toda la Cuenca del Salado significa más de la mitad de la superficie de la provincia. En la provincia consignan el dato de que mientras el Canal de Suez, que une el Mar Mediterráneo con el Mar Rojo tiene una longitud de 163 kilómetros, lo que se quiere hacer ahora, con los 212 kilómetros, supera claramente esa extensión. Incluso, es más que los 80 kilómetros del Canal de Panamá.

"Esto está fuera de cualquier discusión", dijo Sarquís en diálogo con varios medios, entre ellos LA NACION, sobre el futuro de las obras en el Salado. Luego agregó que el gobierno provincial quiere así dar "tranquilidad al sector".

Gigante, por su parte, remarcó que "todas las obras en ejecución se van a terminar". En rigor, la política oficial es concentrarse e ir avanzando en las obras que ya están presupuestadas para después ir pensando en cualquier otro proyecto. "Preferimos empezar sabiendo el presupuesto para las cuales contamos", expresó.

De todos modos, para el caso específico del Salado, tanto Gigante como Sarquís apuntaron que está asegurado el financiamiento, con apoyo de entidades como el Banco Mundial, el BID, y el Banco Europeo de Inversiones (BEI).

El tramo IV se divide por etapas y también tiene que ver en ellas el gobierno nacional. La 1A, que va de Arroyo Las Flores a Roque Pérez, por ejemplo, se divide entre la Nación y la provincia y está en ejecución desde hace un año. Luego, la 1B, que sigue con un tramo de otros 37 kilómetros, es de la provincia. Tiene asegurados más de US$300 millones por parte del Banco Mundial.

Esta última etapa está adjudicada y apunto de firmarse el contrato, que ganó un consorcio integrado por una firma de La Plata y otra brasileña. Esta obra se había presupuestado en $4273 millones, pero la compañía que ganó terminó ofreciendo mucho menos: $3040 millones.

Las etapas del Plan Maestro del Río Salado
Las etapas del Plan Maestro del Río Salado

En tanto, la etapa 2 que seguirá con 33 kilómetros, la hará la provincia y tiene financiamiento del Banco Europeo de Inversiones (BEI). Por otra parte, las denominadas etapas 3 (62 kilómetros) y 4 (56 kilómetros) corresponden al gobierno nacional con dinero del Fondo Hídrico, que se nutre de una tasa a los combustibles.

Según las previsiones del gobierno bonaerense, en unos cuatro años podría estar concluido todo el plan del tramo IV.

"No hay peligro y siguen", remarcaron los funcionarios sobre las obras hídricas.

También destacaron el plan para la reparación de 12.000 kilómetros de caminos rurales, sobre 25.000 de caminos troncales y un total de 105.000 kilómetros de caminos que hay en la provincia, prometido por Vidal en marzo pasado en la apertura de las sesiones ordinarias de la legislatura provincial.

En esto se está trabajando con los municipios y las primeras máquinas viales van a llegar en diciembre próximo para empezar en zonas del oeste. La previsión es que pueda terminarse todo para diciembre del próximo año.

Cuando asumió, el gobierno bonaerense encontró un déficit de obras en general, desde hídricas hasta rutas y de arquitectura por unos US$30.000 millones. Según Gigante, la previsión era bajar ese déficit en un 25% en un mandato. Ahora ese número se ajustó al 20%. Ya se hicieron, entre otras cosas, 3600 kilómetros de bacheo, 1100 kilómetros de repavimentación y 120 kilómetros de pavimento.

El tramo IV de la obra
El tramo IV de la obra Crédito: Infraestructura BA

Esta semana, el Secretario de Gobierno de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, y el secretario de Infraestructura y Política Hídrica del Ministerio del Interior, Pablo Bereciartua, recorrieron las obras sobre el río Salado en la localidad de San Miguel del Monte. Allí, Etchevehere señaló: "Por primera vez un gobierno hace las obras hídricas necesarias para mitigar las inundaciones en el campo. Permitirá que más de 1 millón de personas no sufran más los efectos de las inclemencias climáticas".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.