Suscriptor digital

Las dudas sobre "Canelo" Alvarez y el caos del olimpismo

Osvaldo Príncipi
Osvaldo Príncipi PARA LA NACION
Saúl "Canelo" Alvarez tras la victoria sobre Gennady Golovkin
Saúl "Canelo" Alvarez tras la victoria sobre Gennady Golovkin Fuente: AFP
(0)
11 de octubre de 2018  • 22:55

El mexicano Saúl "Canelo" Alvarez , pomposo campeón mundial mediano (AMB-CMB), se convirtió en la pieza informativa más valiosa del pugilismo internacional. Su imagen creció más de lo debido, en el público y en la industria de este deporte, pese a su injusta victoria sobre el kazajo Gennady Golovkin , el 15 de septiembre último. Pese a ello, nadie perdió tiempo y se anunció ya su próxima pelea.

Tal noticia postergó toda la pirotecnia retenida por el olimpismo boxístico en plenos Juegos de la Juventud de Buenos Aires 2018. La confirmación del lanzamiento de "Canelo" hacia la conquista de su tercera corona mundial en pesos diferentes impactó mucho más fuerte que la exclusión impuesta por el Comité Olímpico Internacional (COI) al uzbeco Gafur Rakhimov, presidente de la Asociación Internacional de Boxeo Amateur (AIBA), para fiscalizar esta disciplina desde pasado mañana en el Pabellón Oceanía.

Álvarez, de 28 años y un récord de 50 victorias, un revés y dos empates, acopiará más peso a su cuerpo: de 72,574 kg ascenderá a 76,200 kg, desafiando al inglés Rocky Fielding por su título supermediano (AMB), el 15 de diciembre próximo, en el Madison Square Garden, de Nueva York.

Existen un sinfín de conjeturas en torno al manejo inmediato del pugilista azteca y las mismas pospusieron todos los rumores vertidos sobre el futuro del boxeo amateur de cara a los próximos Juegos Olímpicos de Japón 2020. El (COI), decididamente, no quiere a Rakhimov, sospechoso de participar en acciones de narcotráfico en toda la región de la exUnión Soviética, al mando de una federación afiliada. Y sigue amenazando con excluir su participación en 2020. El uzbeco aspira a su reelección en AIBA el 22 del mes próximo en Suiza, y de ser así, el pugilismo entraría en una situación angustiante. Corrillos de último momento corroboran el lanzamiento del argentino Osvaldo Bisbal, vicepresidente de AIBA, al cargo máximo del amateurismo mundial como solución a este conflicto.

¿Tiene sentido el aumento de categoría de "Canelo"? ¡No! Da muchas ventajas en peso mediano. Por lo tanto, le resultará muy incómodo amoldarse a un nuevo límite y a un adversario ignoto como el inglés Fielding, de 27 éxitos y un traspié.

¿Es una figura tentadora Alvarez para los fanáticos de Nueva York? ¡No! Su eyección hacia el Este americano carece de sentido. Sobre todo, porque el emigrante mexicano no ama, boxísticamente hablando, a "Canelo", del mismo modo que lo hizo con Julio César Chávez, Eric Morales o Juan Manuel Márquez, sus últimos ídolos. Nadie garantizará un suceso en este tipo de peleas.

¿Está listo "Canelo" para una reaparición inmediata? ¡No! El desgaste físico de la pelea con Golovkin y los angustiantes duelos verbales con el kazajo, en los que su pasado ligado al clembuterol - anabólico prohibido- lo sacaron de control, requiere de un período de descanso superior al que tendrá. Sin embargo él y sus preparadores, decidieron lo contrario.

La antesala de la Navidad neoyorquina le dará su recepción al boxeador más popular del momento: "Canelo" Alvarez, causante de noticias rimbombantes capaces de postergar cualquier otro informe y por más que provenga de los más altos estratos de la política del olimpismo pugilístico. Disciplina que está seriamente comprometida en caso de no encontrar, sobre la marcha, un golpe de timón que agrade al pope máximo del COI: el teutón Thomas Bach .

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?