Suscriptor digital

Lifan X70: salto de calidad

Lifan X70
Lifan X70
Este SUV mediano es una muestra del continuo desarrollo de los productos provenientes de China; la calidad de materiales y terminaciones, el confort y una mecánica eficiente lo prueban
Diego Cúneo
(0)
13 de octubre de 2018  

Desde hace tiempo las marcas chinas vienen mostrando un salto cualitativo importante en sus modelos, introduciendo cambios y mejoras dirigidos a lograr una mayor competitividad, ya no solo por precio (como sucedía hasta hace poco) sino también por calidad.

El Lifan X70 es una prueba clara de esto. Este SUV del segmento C es el tercero en ser introducido por la firma en nuestro mercado, luego del X50 y del MyWay, y el primero en fabricarse con una plataforma y concepto de diseño globales; es decir, el que tenemos aquí es exactamente el mismo vehículo que se ofrece en otros continentes (con las adaptaciones y reglajes locales, claro está) por lo cual estamos ante un producto que ha recibido mucho empeño para hacerlo competitivo. Importado de China, está disponible en una única versión Luxury, con opciones de caja de velocidades manual y automática, que probamos.

Lo primero que denota este X70 es un diseño moderno, atractivo, que lleva la firma de un estudio italiano que fue contratado especialmente para dibujar este modelo y darle un aire más europeo. Líneas robustas, pero estilizadas, buenas proporciones y detalles que le dan cierto aire juvenil, conforman un perfil que no pasa inadvertido.

Por otra parte, también ofrece un habitáculo en el que los espacios son realmente muy generosos (cinco adultos viajan con comodidad, gracias al confort de las plazas traseras) y donde las terminaciones se notan sólidas y los materiales utilizados son muy superiores a los de otros productos de la familia: plásticos duros, tapizados en símil cuero con costuras en otro color y apliques en cromado, entre otros, muestran mucho esmero en lograr un producto de calidad.

El interior del Lifan X70 se destaca por su gran habitabilidad
El interior del Lifan X70 se destaca por su gran habitabilidad

La posición de manejo es fácil de encontrar, la lectura del instrumental es muy buena y lo único que desentona es la pequeña luneta, que dificulta la visión hacia atrás.

Además, tiene detalles tecnológicos interesantes: una amplia pantalla central de 9" desde la que se pueden comandar todas las funciones del vehículo, conexión por Bluetooth con Mirror Link (no cuenta con GPS), dos puertos USB, control de velocidad de crucero y varios más.

Si bien cuenta con frenos con ABS y EBD, anclajes Isofix, sensores de estacionamiento delanteros y traseros, cámara de retroceso, asistente de arranque en pendiente y control de estabilidad (ESP) de serie, en seguridad tiene un faltante importante y es que cuenta con apenas dos airbags (los frontales).

Prestaciones lógicas

Esta versión del Lifan X70 está equipada con un motor naftero 2.0 L que entrega 140 CV a 6000 rpm con un torque máximo de 19 kgm a 4200 rpm, que se combina con una caja automática del tipo CVT (variable continua) con 7 marchas predefinidas en modo manual. Es un conjunto que se muestra más que correcto, con buena respuesta desde abajo y sin excesos cuando se lo exige (a 120 km/h marcha a unas 2500 rpm). Las prestaciones son también muy lógicas, teniendo en cuenta las dimensiones del vehículo: acelera de 0 a 100 km/h en 10,2 s, recupera de 80 a 120 km/h en 8,3 s y alcanza una velocidad máxima de 174 km/h.

Los consumos son un punto fuerte (para mejor, el fabricante sugiere utilizar nafta súper, algo notable en esta época de aumentos constantes): 10,5 L en ciudad y 8,5 L en ruta a 120 km/h.

Un buen confort de marcha (detalle: la insonorización es óptima), y un andar estable y aplomado, sin movimientos o desplazamientos nocivos (la dirección es de buena y rápida respuesta y el ajuste de suspensiones con brazos independientes atrás está bien configurado para nuestra zona), hacen que este X70 aparezca como una buena opción al momento de elegir. El precio es de 908.000 pesos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?