Por el enriquecimiento de su hermano, Lijo quedó bajo la lupa del Consejo

Carrió pidió investigar los bienes del juez y acusó a ambos de integrar una supuesta asociación ilícita
Carrió pidió investigar los bienes del juez y acusó a ambos de integrar una supuesta asociación ilícita Crédito: Silvana Colombo
Iván Ruiz
(0)
12 de octubre de 2018  

El Consejo de la Magistratura puso en marcha ayer un nuevo expediente para investigar el patrimonio del juez federal Ariel Lijo a partir del fuerte incremento patrimonial de su hermano, el operador Alfredo Lijo, durante el kirchnerismo.

Una denuncia presentada por Elisa Carrió fue aprobada ayer por la Comisión de Disciplina y Acusación, que pedirá durante los próximos días distintas medidas de prueba sobre los bienes del juez y de su hermano Freddy para realizar una radiografía patrimonial integral, informaron fuentes oficiales.

La diputada remitió al Consejo la denuncia que presentó hace dos meses en Comodoro Py por una supuesta asociación ilícita que habrían integrado el juez Lijo, su hermano, el exministro Julio De Vido y el excamarista Eduardo Freiler, entre otros, para conseguir "impunidad" en las causas que involucraban a funcionarios kirchneristas, expedientes que no avanzaron mientras Cristina Kirchner estuvo en la Casa Rosada.

"A mi entender, existen graves sospechas de una asociación ilícita entre distintos actores con objeto de cometer delitos. De Vido era el jefe y Alfredo Lijo era el articulador entre los distintos sectores que conformaban la banda, con el fin de obtener beneficios procesales en las causas a partir del vínculo que mantenía con su hermano juez", sostuvo Carrió en su denuncia ante el Consejo.

La diputada pidió, en esa misma línea, que se investigue lo que considera "la contracara" de esta supuesta asociación ilícita, en referencia a la evolución patrimonial del juez Lijo y su familia. La nueva investigación en el Consejo quedó en manos del senador justicialista Mario Pais.

El Consejo, con mayoría del oficialismo, había desestimado hace dos meses una investigación contra el juez Lijo también por su patrimonio, una decisión impulsada desde la Casa Rosada que molestó a Carrió. Esa causa era específicamente por compra de un terreno en la localidad de Dolores y la posterior construcción del Haras La Generación, que en los papeles está a nombre de Freddy Lijo, pero que el magistrado frecuenta con asiduidad, según publicó LA NACION.

La nueva denuncia de Carrió contra Lijo ocurre en un momento de extrema tensión entre la líder de la Coalición Cívica y Mauricio Macri por sus diferencias en torno a la relación con la Justicia.

Como contracara de lo que ocurrió ayer en el Consejo, en los tribunales federales, en cambio, la denuncia contra los hermanos Lijo y De Vido avanza a paso lento. Fue presentada hace dos meses, pero recién esta semana el expediente encontró un juez que la instruyera. Primero rechazó el expediente Sebastián Casanello y después Marcelo Martínez de Giorgi. Por último, tomó el caso Julián Ercolini, que delegó la investigación al fiscal Carlos Stornelli.

El fiscal ya pidió distintas medidas de prueba enfocadas sobre todo en reunir información de las personas y empresas nombradas por Carrió en su denuncia penal, informaron fuentes judiciales. Entre las compañías investigadas aparece Caledonia, la aseguradora de vehículos que compró Freddy Lijo junto a un exfuncionario bonaerense y a un amigo de José María Olazagasti, exsecretario privado de De Vido.

Lijo es uno de los jueces más austeros de Comodoro Py, según las declaraciones juradas de 2017. Por ejemplo, no informa ningún automóvil a su nombre. En cambio, el magistrado está autorizado con una cédula azul para manejar un Mercedes-Benz E-350 blanco cuyo titular es la aseguradora Caledonia.

Además del Haras La Generación y el Mercedes-Benz, la Justicia también tendrá a su disposición un audio publicado por LA NACION en el que se escucha a Freddy Lijo hablar sobre sus bienes con distintas referencias a su hermano juez. "Vos sabés dónde está guardada la plata y para qué se va a usar. La plata no hay que tocarla", le advierte Freddy Lijo a su interlocutor durante la conversación. Y le cuestiona: "Por eso te quiero decir: soy el principal interesado en dejar la plata donde está, pero si me llega a pasar algo..., ¿quién se la va a quedar? ¿Ariel y Magui?", en referencia al juez y a su mujer, que se desempeña en la Secretaría Penal de la Corte Suprema.

Por: Iván Ruiz

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.