Suscriptor digital

Reaparecen las apuestas a la "bicicleta financiera"

Operadores confirman que hay rearmados de carteras de inversión
(0)
12 de octubre de 2018  

El retroceso que ensaya el dólar y el vuelco en las expectativas de mercado, combinados con el empujón al alza que el Banco Central dio a la tasas de interés tras el cambio de régimen, están recreando el carry trade, conocido popularmente como "bicicleta financiera". La apuesta consiste en desprenderse de una moneda dura (en este caso, el dólar) para pasarse a otra más débil (el peso) que paga un premio de tasa de interés mucho mayor, en especial cuando se cree que la cotización de la divisa tenderá a mantenerse estable o incluso a bajar. La idea es que, transcurrido un tiempo, se rescate la inversión en pesos para volver a comprar dólares, con la posibilidad de adquirir más.

Las recomendaciones para apuestas de inversión de este tipo se han generalizado en las últimas horas, en especial, desde que los analistas consideran que el dólar llegó a los límites de su sobrerreacción ( overshooting).

El vuelco en las expectativas se produjo una vez que el mercado superó el pánico y notó que el desbalance que en los últimos tiempos había mostrado la plaza cambiaria local para el lado de la demanda tendía a equilibrarse, básicamente por el recorte que esta sufrió ante la fuerte caída que tuvieron los ingresos en relación con el dólar y los ajustes en las importaciones que derivan de la recesión. A esto se sumó otro aspecto que el mercado había ignorado en principio: la oferta de divisas estaba en parte reasegurada por la necesidad que tendría el Tesoro de pasar a pesos parte del refuerzo financiero recibido del FMI.

"La estabilización del dólar y el aumento en el volumen operado en instrumentos en pesos -dadas las tasas vigentes- muestran el retorno del carry trade en el corto plazo", interpretan en la consultora Delphos Investment.

El vehículo preferido para "bicicletear" en la primera mitad del gobierno de Macri fueron las Letras del Banco Central (Lebac), ahora en retirada. El más recomendado por los agentes de inversión en la actualidad es uno de sus sustitutos: las Letras del Tesoro Nacional Capitalizables en pesos (Lecap), que rinden tasas del 50 al 59,3% nominal anual, como la subastada anteayer a 139 días por el Tesoro, y se ofrecen también en cada vencimiento de Lebac para facilitar el traspaso.

La versión 2018 de esta operación trae mayores riesgos que su antecedente, básicamente porque las Lecap tienen mayor duración que las Lebac y un mercado secundario aún poco profundo, lo que deja la posibilidad de recibir fuertes penalizaciones por su venta anticipada.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?