El curioso caso de las medallas mixtas y su sentido: se busca la solidaridad

Crédito: Buenos Aires 2018
Germán Leza
(0)
12 de octubre de 2018  • 08:00

El público está acostumbrado a que las medallas solo pertenezcan a un país. No es el caso de las llamadas "medallas mixtas": más de un país forma parte de un mismo equipo. Es otra novedad que presentan los Juegos Olímpicos de la Juventud con el objetivo de inculcar la fraternidad y la solidaridad entre los atletas de distintos países. Estas preseas se contabilizan "bajo bandera olímpica". En rigor, tampoco hay un medallero oficial en estos Juegos. Precisamente, para evitar una lucha encarnizada por ser primero. Desde ya, cada delegación de todas maneras está atenta a este cálculo.

En total, los atletas argentinos ganaron cuatro medallas en esta modalidad. Ayer, Facundo Firmapaz y su compañera Viivi Natalia Kemppi, de Finlandia, se quedaron con la medalla de bronce en la categoría carabina de aire comprimido 10 metros equipo mixto internacional de tiro deportivo, luego de derrotar por 10-7 a Gabriela Fernanda Martínez López (México) y Stefan Wadlegger (Austria). Además, Mariano Carvajal, en breaking, logró una medalla de plata junto a la italiana Alessandra Cortessia. La de oro fue para el equipo de Japón (Ram) y Vietnam (B4).

En gimnasia, también hubo dos medallas que los argentinos compartieron. Los atletas de gimnasia acrobática, artística, rítmica y trampolín, se mezclaron en 12 equipos; había deportistas de distintos países. A su vez, en cada equipo estaban las cuatro disciplinas. Santiago Escallier (trampolín) ganó la medalla de bronce con el equipo negro y Fernando Espíndola (artística) se quedó con la de plata con el equipo verde.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.