Suscriptor digital

La escritora feminista Maryse Condé ganó el "Nobel alternativo" de literatura

La autora de novelas como Desirada y Segu se impuso ante la escritora vietnamita radicada en Canadá Kim Thúy y el inglés Neil Gaiman
La autora de novelas como Desirada y Segu se impuso ante la escritora vietnamita radicada en Canadá Kim Thúy y el inglés Neil Gaiman Fuente: Archivo
Laura Ventura
(0)
12 de octubre de 2018  • 09:27

En el corazón de Estocolmo, en la biblioteca pública de la ciudad, en una sala de boiserie y estantes con libros, se produjo el anuncio tan esperado, sin solemnidades ni trajes elegantes. "Queridos amigos, ¿están listos? ¿Quieren conocer quién es el ganador?", dijo la periodista Alexandra Pascalidou, una de las impulsora de la New Academy, la institución que este año entregará el máximo galardón de las Letras, también llamado "el Nobel alternativo". Con algarabía más propia de un programa de TV que de una sobria premiación intelectual, Pascalidou expresó en la transmisión en vivo que aquel era "un momento sagrado e histórico". La autora francesa Maryse Condé, feminista y una pluma maestra que ha retratado tantas veces el mundo poscolonial, con sus conflictos de raza y clase, ha recibido esta distinción.

"Estoy muy feliz con este premio y permítanme compartirlo con mi familia, mis amigos y toda la gente de Guadalupe, un país tan pequeño, solo mencionado por sus huracanes y terremotos", dijo la flamante ganadora a través de un video que emitió la New Academy en una pantalla.

Condé, autora de novelas como Desirada y Segu, se impuso ante la escritora vietnamita radicada en Canadá Kim Thúy y el inglés Neil Gaiman, los otros finalistas. Nacida en 1937, la narradora fue además profesora en la Universidad de Columbia, en Nueva York, y ahora divide su tiempo entre Francia y Guadalupe. Además del honor de la distinción, Condé recibirá US$ 112.000 [un millón de coronas suecas, mientras que el Nobel suele ser un premio de nueve millones de coronas].

"En su trabajo describe las atrocidades de la vida colonial y el poscolonialismo con un lenguaje maravilloso. Utiliza al género, la raza y la clase para crear nuevas constelaciones", agregó el fallo del jurado. Condé, poco traducida al castellano, ha escrito más de veinte novelas, entre ellas su versión de Cumbres borrascosas, una reinterpretación de esta tragedia ambientada en el Caribe, y titulada en inglés Windward Heights.

La escritora feminista Maryse Condé ganó el "Nobel alternativo" de literatura
La escritora feminista Maryse Condé ganó el "Nobel alternativo" de literatura Fuente: Archivo

"Hemos fundado la New Academy para recordar que la literatura y la cultura, en general, deberían promover la democracia, la transparencia, la empatía y el respeto, sin privilegios, prejuicios de arrogancia o sexismo", proclamó la New Academy. Este colectivo de 108 artistas, intelectuales y miembros de la vida cultural sueca fue formado ad hoc, para elegir y entregar un premio -el máximo de la literatura universal- en un escenario de vacío, para desempeñar la tarea que la Academia Sueca, inmersa en un nebulosa de escándalo, efectuaba tradicionalmente.

El 1° de octubre un Tribunal sueco condenó por violación a dos años de cárcel a Jean-Claude Arnault, marido de Katarina Frostenson, una de las académicas responsables de votar el premio Nobel de Literatura. Arnault, el "Weinstein sueco", fue denunciado por abuso sexual por dieciocho mujeres, pero solo un caso fue considerado por los magistrados y le mereció al hombre la pena mínima de dos años. Pero este no era el único motivo de escándalo, dado que Arnault también fue acusado de filtrar información varias veces a la prensa el nombre del ganador del galardón.

En repudio de los hechos que manchan la Academia, siete de sus miembros [de un total de dieciocho, a los que además hay que quitarle el voto de una miembro, quien se abstiene de hacerlo desde hace varias ediciones, y se desconoce qué hará Frostenson] renunciaron. La New Academy nació para evitar que este año ese espacio quedara desierto. F ue el 4 de mayo pasado, cuando la Academia anunció que no entregaría el Nobel este año, contaba hoy Pascalidou, quien comenzó a llamar a amigos editores y colegas porque se sintió indignada con el anuncio. "¿Por qué los autores tenían que pagar ese precio? ¿Por qué tenían ellos que perjudicarse? Vamos a hacer algo nuevo, más diverso, más inclusivo, porque somos unos privilegiados: vivimos en el país más igualitario del mundo, y por lo tanto, queremos incluir al mundo. En un mundo polarizado, necesitamos de la literatura. La literatura es el antídoto al silencio", dijo hoy la miembro fundadora de la New Academy. Esta institución es una organización sin fines de lucro, no política ni religiosa, financieramente independiente del estado. "Nuestro trabajo es 100% transparente. Todos son bienvenidos a contribuir", dice el manifiesto de este colectivo en el que invitaba a donar para llevar a cabo esta empresa cultural.

EL CAMINO HACIA LA GANADORA

En primer lugar, la New Academy convocó a bibliotecarios suecos a presentar sus listados con los nombres de los candidatos. Un total de setenta y cuatro profesionales accedieron a la convocatoria. Durante varias semanas, y hasta el 8 de julio último, seleccionaron aquellas plumas especialmente elegidas por los lectores suecos. Nótese que si bien el premio es internacional, un autor de habla extranjera, no traducido al sueco o al inglés, tiene dificultades para ingresar en esta primera instancia.

Así se confeccionó un listado de cuarenta y siete nombres, ninguno de ellos hispano, y con varios escritores suecos o nórdicos desconocidos fuera de la región. Luego, a través del portal de la New Academy, del 10 de julio al 14 de agosto pasado, mediante una votación abierta a todo el mundo [hoy anunció la New Academy que recibió treinta y tres mil votos], se seleccionaron cuatro nombres: Maryse Condé, Kim Thúy, Neil Gaiman y Haruki Murakami (quiso retirarse de esta lista de finalistas porque quería concentrarse más en su escritura y alejarse de los medios de comunicación que lo distraerían). El tercer paso de este proceso fue el trabajo realizado por un jurado integrado por cuatro miembros, un número notablemente inferior a los dieciocho miembros que tradicionalmente eligen el Nobel. La editora Ann Pålsson (trabajó durante 25 años en la firma Bonniers), la profesora de literatura de la Universidad de Gotemburgo Lisbeth Larsson, el editor Peter Stenson (y director de la Sociedad Marcel Proust) y la bibliotecaria y pedagoga Gunilla Sandin finalmente eligieron a Condé. El 9 de diciembre se realizará la ceremonia de premiación en Estocolmo, a la que asistirá Condé.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?